Salario emocional: ¿qué debes valorar de una oferta de empleo más allá de la nómina?

21/09/2021 | Santander Universidades

¿Qué prefieres: un sueldo de 1.800 o de 2.000 euros mensuales? La respuesta parece lógica, pero ¿y si en el primer empleo tienes un horario flexible y, en cambio, no te sientes identificado con los valores de la segunda empresa? La decisión ya no parece tan fácil, ¿verdad? 

Esto es lo que se conoce como salario emocional, un concepto que cada día cobra más protagonismo en el mercado laboral, pero ¿sabes en qué consiste exactamente el salario emocional y cuáles son sus beneficios? Te lo contamos.

¿Qué es el salario emocional? 

Según la Asociación Española para la Calidad, el salario emocional consiste en aquellos “conceptos asociados a la retribución de un empleado en los que se incluyen cuestiones de carácter no económico y cuyo fin es satisfacer las necesidades personales, familiares y profesionales del trabajador, mejorando la calidad de vida del mismo y fomentando la conciliación laboral”. Es decir, el término hace referencia a aquellos beneficios tangibles o ventajas intangibles del puesto de trabajo que no quedan reflejados en la nómina, ya sea desde la posibilidad de disponer de un servicio de comedor hasta contar con un buen clima laboral. 

Y es que, en la actualidad, tener un buen sueldo no equivale a sentirse satisfecho en el plano profesional. En este sentido, tal y como señala un informe de Infojobs, aunque en el 79% de los casos la motivación principal para querer cambiar de empleo en 2020 fue el salario, el 55% de los empleados se plantearon dejar su puesto de trabajo para poder disponer de un horario más flexible, ya que el 54% buscaba una mayor conciliación de la vida personal y laboral. 

Asimismo, otras de las razones por las que los trabajadores abandonan su puesto son la necesidad de trabajar en un proyecto que permita asumir nuevos retos, entrar en compañías que le ayuden a ampliar sus competencias o tener proyección dentro de la empresa para poder promocionar. Desde luego, esto no quiere decir que la retribución no se deba tener en cuenta. Lo ideal es que el salario monetario y el salario emocional vayan de la mano, ya que, una vez cubiertas las necesidades monetarias, hay otros elementos que resultan vitales para tomar cualquier decisión laboral, sobre todo, en las nuevas generaciones

De hecho, para el 35% de los jóvenes de 18 a 24 años el sueldo no es el elemento principal para aceptar un puesto de trabajo, algo que no sucede en el caso de los empleados de 55 a 64 años, de acuerdo con el Employer Brand Research 2021 de Randstad. 

salario-emocional El beneficio del teletrabajo, como salario emocional, ha aumentado su demanda tras la pandemia

¿Cuáles son sus beneficios? 

Esta mayor importancia del salario emocional sobre la retribución económica radica en el mayor conocimiento del impacto positivo que este tiene en el capital humano, y es que algunos de sus beneficios son:

  • Hay una mayor implicación laboral: el salario emocional se convierte en ese plus que te permite estar satisfecho con tu empleo y, en consecuencia, te sientes comprometido y dispuesto a recorrer lo que se conoce como la milla extra, esto es, tener la predisposición de ocuparse de tareas que van más allá del deber. 
  • Contribuye a un mejor ambiente laboral y un aumento de la productividad, como ponen de manifiesto numerosas investigaciones
  • Mejora el bienestar de los empleados: el salario emocional también está relacionado con una reducción del 18% de la rotación de personal y el absentismo, según un informe de Alares. Esto, a su vez, disminuye los gastos en selección de personal y aumenta el branding y la atracción de talento. 

¿En qué medidas se puede traducir el salario emocional? 

¿En qué elementos debes fijarte para valorar el salario emocional y decidir si el puesto de trabajo encaja con tus expectativas profesionales? 

  • Políticas de flexibilidad laboral: a raíz de la pandemia de la covid-19, la flexibilidad horaria se ha convertido en uno de los principales alicientes laborales. ¿Sabías que uno de cada tres profesionales que actualmente teletrabaja renunciaría a su trabajo si su empresa le obligase a volver a la oficina a tiempo completo? En este sentido, el 83% de los trabajadores aboga por un modelo híbrido, de acuerdo con el informe Future of Work 2021 de Accenture. 
  • Medidas para facilitar la conciliación: es importante que te informes sobre las facilidades que ofrece la compañía para conciliar vida familiar y laboral más allá de la flexibilidad horaria. Se trata de evaluar beneficios como, por ejemplo, que la empresa disponga de servicios de comedor, guardería, transporte o lavandería, que permita reducir la jornada, que no ponga obstáculos a las excedencias, etc.
  • Planes de promoción: poder desarrollar una carrera profesional dentro de la compañía es otro de los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de elegir un trabajo. Infórmate sobre las políticas de desarrollo profesional de la empresa y, durante la entrevista de trabajo, pregunta si en el puesto en cuestión podrás promocionar e ir adquiriendo cada vez más responsabilidad para no sentirte estancado en un futuro. 
  • Programas de capacitación: disponer de opciones de formación continua, que te permitan seguir mejorando tus habilidades, es también un pilar fundamental.
  • Iniciativas de salud laboral: la salud y seguridad laboral son de las principales preocupaciones de los trabajadores. Por tanto, fíjate si la compañía cuenta con acciones en este sentido, ya sean cursos de hábitos de alimentación, talleres de gestión del estrés, convenios con bonificaciones en gimnasios o material ergonómico para los empleados. 
  • Ambiente laboral: es importante que la empresa disponga de medidas para favorecer el compañerismo, como actividades de teambuilding o espacios de esparcimiento, e incluso de políticas de diversidad, planes de onboarding para nuevas incorporaciones, canales de comunicación o programas de voluntariado. Para hacerte una idea, puedes utilizar portales como Glassdoor, donde los empleados comparten opiniones sobre sus empresas de forma anónima. 
  • Misión, visión y valores compartidos: según la Guía HAYS 2021, tres de los cinco aspectos que los jóvenes consideran más importantes a la hora de aplicar a una oferta de trabajo están relacionados con la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de la empresa. Tanto es así que uno de cada dos profesionales no trabajaría para una empresa con mala reputación, aunque tengan un mayor salario. Lo cierto es que compartir la filosofía de la compañía te ayudará a sentirte más feliz en tu empleo.
  • Reconocimientos: analiza el hecho de que puedas trabajar con autonomía e independencia y que los superiores sepan poner en valor tus logros, ya sea con acciones tan sencillas como un reconocimiento público o con medidas más tangibles, como bonos o viajes de incentivos, por ejemplo. 

Como ves, las opciones que conforman el salario emocional son múltiples. A pesar de todo, esto no quiere decir que una empresa tenga que ofrecer todas las medidas o que aplique los mismos incentivos a todos los trabajadores, sino que lo ideal es que sean personalizados. Por ejemplo, si no tienes hijos, es probable que prefieras un programa de flexibilidad laboral a un servicio de guardería en la oficina.

salario-emocional Permitir acudir al trabajo con mascotas es otra forma de salario emocional.

7 ejemplos de compañías que aplican el salario emocional

En la práctica, muchas empresas ya están poniendo en práctica el salario emocional. Este es el caso de Repsol, que pone a disposición de los trabajadores la opción de elegir la modalidad de trabajo, o Google, donde los empleados cuentan con comedores y restaurantes en las mismas instalaciones para facilitar la conciliación, además de zonas de descanso o esparcimiento. 

Por su parte, Mercadona se convirtió en la primera empresa en España en introducir guarderías en los centros de trabajo para los hijos de sus empleados, mientras que Lidl apuesta por reforzar la salud de su plantilla con programas específicos sobre alimentación saludable, gestión del estrés, ergonomía y promoción de la actividad física. 

Otras iniciativas son el proyecto Pet at Work, de Nestlé, que permite a sus profesionales acudir con sus mascotas a la oficina o las actividades de team building de Atrápalo, así como las clases de meditación, relajación y yoga de Schibsted Spain

En definitiva, para valorar un empleo, no solo hay que tener en cuenta una adecuada remuneración, sino que también es importante valorar este tipo de incentivos. Sin embargo, recuerda que, para acceder a las mejores ofertas, tú también debes ofrecer habilidades y conocimientos a la empresa

En este sentido, para ayudar al progreso de las personas, superar los desafíos que presenta la cuarta revolución industrial y crecer de manera inclusiva y sostenible, Banco Santander apuesta por el aprendizaje continuo, el reciclaje profesional y la capacitación adicional, tres conceptos clave para impulsar la empleabilidad y el progreso de las personas. Con este fin, cuenta con el portal de Becas Santander, un programa global, único y pionero del que ya se han beneficiado más de 75.200 personas. 

Si buscas seguir creciendo tanto personal como profesionalmente consulta el portal de Becas Santander  en el que encontrarás cientos de oportunidades para formarte de la mano de instituciones de prestigio internacional. Podrás acceder a capacitaciones en tecnología, idiomas, estudios, investigación, soft skills, prácticas y liderazgo femenino, que te ayudarán a mejorar tu empleabilidad o reorientar tu carrera profesional.

¿Quieres convertirte en un lifelong learner y seguir aprendiendo para aumentar tus oportunidades laborales? El portal de Becas Santander te ofrece un montón de opciones para que puedas alcanzar tus objetivos. Consulta la plataforma y recuerda, puedes inscribirte en tantos programas como quieras. ¡Aprovecha la oportunidad!

Más posts interesantes que leer...