Las 7 soft skills que necesitas para impulsar tu carrera profesional

07/10/2020 | Santander Universidades

La implantación de la automatización de procesos, la irrupción de la inteligencia artificial y la evolución exponencial en materia de tecnología, suelen despertar una pregunta entre los estudiantes y los jóvenes que inician su carrera profesional: “¿habrá lugar para mí?”

La respuesta es “sí”. Hay habilidades inherentes al ser humano irremplazables por una máquina y que son imprescindibles para el logro de los objetivos empresariales. Se las conoce como habilidades blandas o soft skills, y son aquellas habilidades que todo profesional que desee impulsar su carrera necesita desarrollar. ¿Quieres saber cuáles son estas habilidades y por qué son tan importantes?

¿Qué son las soft skills y por qué son importantes?

En el ámbito profesional, suele hablarse de dos tipos de habilidades principalmente: las soft skills y las hard skills. Las soft skills son aquellas actitudes y habilidades que favorecen la convivencia y la comunicación en el entorno profesional, mientras que las habilidades duras o hard skills engloban aquellas competencias que pueden adquirirse mediante formación y experiencia profesional y que suelen tener una aplicación práctica.

Las hard skills sirven para brindar soluciones a problemas y asuntos técnicos, pero no resuelven crisis organizacionales, conflictos de intereses o necesidades de liderazgo. Estas son problemáticas que exigen respuestas innovadoras, flexibles y adaptativas, y es aquí donde resulta clave la adquisición de soft skills para los profesionales que buscan diferenciarse, tanto en un proceso de reclutamiento como dentro de una compañía.

En el informe 2020 Workplace Learning Report de LinkedIn, se identifican las habilidades de mayor prioridad para tener éxito y avanzar en el trabajo. Todas ellas son habilidades blandas: liderazgo, resolución creativa de problemas y comunicación. 

Tanya Staples, la vicepresidenta de producto y contenido de LinkedIn Learning, resalta la importancia de potenciar estas habilidades porque “las empresas de hoy quieren empleados que puedan resolver desafíos difíciles y tener ideas creativas e innovadoras que las tecnologías no pueden replicar”.

Inteligencia emocional, social y cognitiva

Las soft skills más valoradas por el mundo empresarial se pueden englobar en tres grandes áreas de conocimiento: la inteligencia emocional, la inteligencia social y los procesos cognitivos.

En otras palabras, para ser competitivo en el mercado laboral, un buen profesional debe saber hacer, saber pensar y saber aprender.

  • Inteligencia emocional

La inteligencia emocional es la capacidad para identificar las propias emociones y las de los demás, y saber usar esa información para guiar el pensamiento y el comportamiento individual y colectivo. 

Esta habilidad también implica el control de las emociones para adaptarse a entornos cambiantes con el fin de alcanzar objetivos determinados. 

Dentro del amplio espectro de habilidades inherentes a la inteligencia emocional se destacan el liderazgo, la creatividad y la productividad personal.

  • Inteligencia social

El concepto de inteligencia social hace referencia a la capacidad de las personas para aprender de procesos de fracaso y de éxito. 

También comprende la habilidad de relacionarse con los demás de forma asertiva y empática, y de gestionar cambios a nivel colectivo.

La influencia, la negociación y la comunicación son las habilidades más valoradas por el mundo profesional dentro del campo de la inteligencia social.  

  • Habilidades cognitivas

Cuando se habla de habilidades cognitivas, se hace referencia a la capacidad de adquirir información objetiva, de saber procesarla de forma eficiente y de proponer soluciones complejas en entornos volátiles, inciertos y ambiguos.

Esta habilidad está directamente vinculada a los procesos mentales y a como los utilizamos de manera adaptativa para tomar decisiones y solucionar conflictos. 

Dentro de las habilidades cognitivas, destacan la resolución de problemas complejos y la toma de decisiones. 

Las 7 soft skills que necesitas para impulsar tu carrera

Desarrollar y potenciar tu inteligencia emocional, tu inteligencia social y tus habilidades cognitivas te ayudará a impulsar tu carrera profesional, independientemente de tu campo de estudio y de tu área de especialización. 

En cuanto a las soft skills, estas son las 7 habilidades más valoradas en el mundo laboral:

Liderazgo

Conocerse y saber cuáles son las principales fortalezas y puntos que mejorar es la base del liderazgo. También implica fijar y perseguir objetivos, una práctica que se convertirá en una herramienta de excelencia y de resiliencia ante la dificultad. 

Tener capacidad de liderazgo implica tener una mayor determinación en la gestión de conflictos y ante los distintos retos que pueden plantearse. 

Creatividad 

El pensamiento creativo permite encontrar alternativas originales, tanto ante problemas comunes como en contextos sumamente complejos.

La creatividad implica salir de la zona de confort y mantener una actitud innovadora para generar cambios y nuevas ideas.

Productividad personal

La productividad personal es la capacidad de ser más eficiente, es decir, conseguir los mejores resultados con los mínimos recursos. Para lograrlo, es necesario trabajar intensamente para mantener la motivación propia y la de los demás. 

Para lograr los mejores resultados en los procesos productivos, es imprescindible tener la capacidad de inspirarse e inspirar a los demás.

Influencia e inteligencia emocional

Las emociones influyen en cada interacción, es decir, no solo influyen en el ámbito personal, sino también en el profesional.

Las bases de la influencia emocional e inteligencia emocional están en la capacidad de convertir las habilidades sociales e interpersonales en comportamientos y estrategias de liderazgo que puedan influir positivamente en las personas.

Negociación

Ya no se trata de llegar a un acuerdo beneficioso para los intereses que se representan. El valor actual de la negociación está en crear un intercambio mutuo de información y experiencias con el fin de satisfacer a todos los involucrados.

Un buen acuerdo debe ser estratégico para todas las partes, especialmente en un mercado competitivo como el de hoy.

Comunicación

Comunicar implica tener buenas condiciones orales y escritas, pero sobre todo saber escuchar y observar activamente, una característica muy buscada por los reclutadores.

La comunicación es una soft skill esencial para el trabajo en equipo, porque permite crear respuestas adecuadas y más convincentes.

Resolución de problemas y toma de decisiones

Los factores que intervienen en los procesos de toma de decisiones son múltiples, y esto se debe a que las variables que entran en juego son cada vez más.

Por ello, para la resolución de problemas y toma de decisiones es necesario desarrollar habilidades analíticas y estratégicas que permitan  definir un plan de acción que tenga en cuenta todos estos entornos complejos y dinámicos.

 

Tradicionalmente, las soft skills ocupaban un segundo plano con respecto a las hard skills. Sin embargo, el paradigma ha ido cambiado en las últimas décadas y han pasado a convertirse en los activos más valiosos para el éxito empresarial; de ahí la importancia de seguir formándose para desarrollar estas habilidades blandas.

¿Eres una de esas personas que no dejan nunca de aprender? Si quieres impulsar tus conocimientos en áreas como habilidades blandas, liderazgo, empresa, gestión, desarrollo personal, sostenibilidad y mucho más, en Learning Room, la nueva plataforma de contenidos de Becas Santander, podrás disfrutar, además de todo el contenido libre, de cuatro contenidos al mes sin ningún coste para ti. Con solo registrarte, podrás elegir entre 10.000 contenidos en formatos como eBooks, podcast, audiolibros, cursos o vídeos. Si te gusta lo que lees, pasa por aquí.

 

Más posts interesantes que leer...