La adaptabilidad, competencia clave en el entorno profesional

01/07/2022 | Santander Universidades

¿Sabías que la capacidad de adaptación es uno de los requerimientos más habituales a la hora de encontrar un empleo en la actualidad? La Fundación Adecco en su Guía década 2020: 20 competencias contra la exclusión laboral establece la adaptabilidad como una de las principales características que se buscan hoy en día entre los perfiles profesionales más demandados.

La alta demanda de esta soft skill tiene su principal causa en el contexto en el que vivimos, donde la incertidumbre como consecuencia de la pandemia por la Covid-19 y la transformación digital han evidenciado la necesidad de disponer de la capacidad de adaptarse a los constantes cambios. Y es que, como señala una afirmación atribuida a Charles Darwin, “no es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio”.

adaptabilidad

¿Qué es exactamente la adaptabilidad?

Cuando hablamos de adaptabilidad en entornos profesionales, nos referimos a la capacidad de una persona para ajustarse o acomodarse a los cambios que pueda encontrarse en el desempeño de su trabajo. Es decir, se trata de la posibilidad de desarrollar diversas funciones, responder de manera adecuada en diferentes posiciones y asumir las modificaciones y evoluciones que puedan aparecer en su vida profesional.

Una vez definido el término de adaptabilidad, resulta fundamental no confundirlo con el concepto de adaptación, ya que en determinadas circunstancias puede llevar a equívocos. En este sentido, según la Fundación del Español Urgente (Fundéu)la adaptación es “la acción de adaptarse o adecuarse a algo”, mientras que la adaptabilidad es precisamente “la capacidad de adaptación” de un individuo.

adaptabilidad

Características de un perfil profesional adaptable

Un profesional que incluye la adaptabilidad entre sus soft skills no posee únicamente esta habilidad, dado que se trata de una competencia que está profundamente ligada a diversas características.

De este modo, resulta complicado imaginar la existencia de la capacidad de adaptabilidad en individuos que carecen de otras cualidades intrínsecas en un perfil adaptable, como la receptividad, la flexibilidad, la creatividad, la motivación o la curiosidad. 

Receptividad

Esta cualidad está muy relacionada con mantener una actitud positiva, sobre todo, cuando se trata de afrontar los cambios. Mostrar receptividad ante nuevas propuestas es una señal de adaptabilidad, así como de disposición al aprendizaje y al crecimiento. Las personas que afrontan nuevas situaciones con optimismo suelen verlas como una oportunidad, más que como un problema.

Flexibilidad

La flexibilidad es una característica de la personalidad que propicia la capacidad de adaptación. Las personas mentalmente flexibles suelen presentar también una mentalidad abierta que les permite y les facilita ajustarse a nuevos escenariosmetas o retos sin sufrir demasiado ante estas novedades.

Creatividad

Aunque en este caso no hablamos de una competencia intrínseca a la adaptabilidad, es cierto que se suele dar muy a menudo en las personas que demuestran tener esta capacidad. La creatividad es una ayuda o un impulso a la hora de adaptarse a las nuevas situaciones que se puedan dar en el entorno profesional. Resulta fundamental por sí misma en muchos aspectos, pero, al mismo tiempo, es una gran herramienta de adaptación.

Motivación

Hablar de motivación es referirse a lo que podríamos definir como un complemento de la adaptabilidad. ¿Por qué hablamos de cualidades complementarias? Porque un trabajador adaptable dejará de serlo a partir del momento en el que deje de sentirse motivado en este entorno.

Asimismo, alguien que posee la capacidad de adaptabilidad siente motivación cuando se trata de afrontar nuevos retos para evolucionar; por tanto, se trata de características que en ocasiones se retroalimentan.

Curiosidad

La curiosidad es otro de los motores que impulsan la adaptabilidad. Las personas profesionalmente curiosas sienten una necesidad de aprendizaje y de crecimiento constante. En este caso, casi más que estar ligado a la adaptabilidad, estaríamos hablando de una cualidad que la provoca, ya que ese deseo de aprender convierte a las personas en trabajadores más flexibles y receptivos ante los cambios.

adaptabilidad

Adaptabilidad: por qué es tan necesaria y cómo desarrollarla 

El 94% de los líderes empresariales esperan que los empleados adquieran nuevas habilidades en el trabajo. Sin embargo, desde un punto de vista del liderazgo, no basta únicamente con exigir a los empleados que dispongan de la adaptabilidad como habilidad blanda, sino que  resulta esencial fomentar esta competencia.

Para ello, hay que poner en práctica una escucha activa, ofrecerles la posibilidad de expresarse y proponer ideas e interesarse por sus opiniones, lo que propiciará su motivación y su disposición a la hora de demostrar su talento.

Por otra parte, invertir en formación permite que los trabajadores, además de desarrollar nuevos aprendizajes, también alimenten su curiosidad y su receptividad a la hora de crecer y desarrollarse en la empresa, lo que también supone un gran impulso para la adaptabilidad.

Además, como fruto de la digitalización y de la evolución de los espacios profesionales, se estima que alrededor del 50% de los trabajadores necesitará volver a formarse antes de que finalice el año 2025, según el Informe sobre el Futuro del Empleo del Foro Económico Mundial. De esta manera, se espera que queden obsoletos en torno a 85 millones de empleos para esa fecha, aunque, al mismo tiempo, se confirma la aparición de nuevas oportunidades para las que será imprescindible la adaptabilidad.

Y es que, como puedes ver, la principal ventaja de los perfiles laborales adaptables es, sin duda, su facilidad a la hora de encontrar trabajo. Teniendo en cuenta que se trata de profesionales que pueden tanto desempeñar diversas tareas en un mismo puesto de trabajo como redirigir su carrera, ¿qué empresa no iba a valorar la adaptabilidad en los procesos de contratación?

Lo cierto es que las propias características que suelen ir de la mano de la capacidad de adaptación, como la voluntad de seguir aprendiendo, resultan esenciales ante la fluctuación constante que se vive en todas las disciplinas debido a los avances tecnológicos. 

Con este propósito de ayudar al progreso de las personas, superar los desafíos que presenta la cuarta revolución industrial y crecer de manera inclusiva y sostenible, Banco Santander apuesta por tres conceptos clave para impulsar la empleabilidad: el aprendizaje continuo, el reciclaje profesional y la capacitación adicional. Con este fin, cuenta con el portal de Becas Santander, un programa global, único y pionero.

Si buscas seguir creciendo tanto personal como profesionalmente consulta el portal de Becas Santander, en el que encontrarás cientos de oportunidades para formarte de la mano de instituciones de prestigio internacional. Podrás acceder a capacitaciones en tecnología, idiomas, estudios, investigación, soft skills, prácticas y liderazgo femenino, que te ayudarán a mejorar tu empleabilidad o reorientar tu carrera profesional.

¿Quieres convertirte en un lifelong learner y seguir aprendiendo para aumentar tus oportunidades laborales? El portal de Becas Santander te ofrece un montón de opciones para que puedas alcanzar tus objetivos. Consulta la plataforma y recuerda, puedes inscribirte en tantos programas como quieras. ¡Aprovecha la oportunidad!

Más posts interesantes que leer...