El aprendizaje por observación, un ingrediente esencial en cualquier formación

21/12/2022 | Santander Universidades

Los seres humanos utilizamos el aprendizaje por observación desde nuestra infancia, aunque sea de manera inconsciente. Y es que, ya de niños observamos el comportamiento de los adultos y, sin que se nos den más consignas, reproducimos sus conductas: la forma de comunicarse, relacionarse, solucionar problemasgestionar las emociones, desarrollar estrategias para conseguir los objetivos, etc.

No obstante, a medida que evoluciona nuestro desarrollo, el aprendizaje basado en la observación sigue siendo uno de los más importantes. Esto se debe a que tenemos una gran habilidad para aprender, simplemente, observando e imitando a aquellas personas que son referentes para nosotros.

Sin embargo, si nos adentramos en la teoría del aprendizaje observacional, podemos detectar que en este tipo de aprendizaje intervienen elementos más complejos y valiosos que la mera imitación, por lo que, si sabemos cómo operan, nos podemos beneficiar de toda su riqueza. En este sentido, ¿quieres conocer cómo funciona el aprendizaje por observación? Sigue leyendo. 

El aprendizaje por observación va más allá de la imitación

El aprendizaje por observación o imitación consiste en la reproducción consciente de la conducta de un experto con el propósito de conseguir el mismo objetivo que este último logra con dicha conducta. 

El psicólogo Albert Bandura es uno de los padres de la teoría del aprendizaje observacional. Su teoría social de aprendizaje se basa, precisamente, en los conceptos de refuerzo y observación. En este sentido, el autor postuló que no aprendemos por relacionarnos con el mundo externo, sino porque observamos e imitamos a aquellos que actúan como modelo (modeling).

A pesar de todo, para que obtengamos un aprendizaje al observar a otra persona, en este proceso de reproducir a alguien de manera consciente debe intervenir un cierto nivel de actividad cognoscitiva, ya que observar es una condición sine qua non, pero no es suficiente. 

Por esta razón, el proceso requiere de una lectura del sentido de las acciones del enseñante o de la persona que nos sirve de modelo: debemos comprender cuál es su intención al hacer lo que hace y cómo lo hace, así como tenemos que diferenciar las acciones que lleva a cabo como medios para lograr su propio objetivo. 

Un buen ejemplo del aprendizaje por observación lo encontramos en el liderazgo. La gran mayoría de los líderes reconoce que, en su día, tuvieron un mentor que le enseñó con su ejemplo lo que significa realmente liderar un equipo. Es decir, que no aprendieron a ser autocríticos, honestos, empáticos y generosos, ni a saber rectificar e identificar el talento, leyendo sobre ello. 

Esto nos lleva al siguiente punto importante: la competencia de la persona que actúa como modelo, el nivel de identificación que sintamos con ella y la afinidad entre ambos favorecen que se produzca este tipo de aprendizaje.

aprendizaje-por-observacion

Fases del aprendizaje observacional

Cada una de las fases en las que podemos descomponer el aprendizaje por observación es un proceso en sí mismo:

  • Proceso de adquisición: consiste en abrir nuestra percepción y focalizar nuestra atención, tanto en los rasgos de nuestro modelo y en el modo en el que lleva a cabo un procedimiento determinado como en todos aquellos elementos que entran en relación o intervienen en ese escenario.
  • Proceso de retención: consiste en analizar lo que hemos observado durante el proceso anterior de adquisición, interpretar esta información poniéndola en relación con nuestros propios conocimientos y afianzar en la memoria los aspectos esenciales para poder recurrir a ellos cuando queramos reproducir ese aprendizaje; de ahí que, al principio del artículo, señalemos que se trata de un aprendizaje activo, que implica accionar nuestras habilidades cognoscitivas. 
  • Proceso de reproducción: consiste en reproducir o ejecutar el comportamiento o acción que se ha observado y que hemos almacenado en la memoria. Si hemos realizado de manera correcta las fases anteriores y repetimos varias veces la acción, seremos capaces de poner en práctica lo aprendido adaptándolo a situaciones diversas. Por esto mismo, hablamos de aprendizaje, y no únicamente de imitación. 
  • Proceso de motivación: la validación de nuestros progresos, el refuerzo positivo que nos hagamos por ellos y los refuerzos externos que obtengamos actuarán como una motivación para seguir afianzando y adquiriendo aprendizajes.
aprendizaje-por-observacion

¿En qué nos puede beneficiar este tipo de aprendizaje?

Alejandro Dumas, el autor de clásicos como El Conde de Montecristo o Los tres Mosqueteros, afirmó hace casi dos siglos que: “Quien lee, sabe mucho; pero quien observa, sabe todavía más”. Y es que el aprendizaje por observación nos permite tener una visión global y al detalle de situaciones y procedimientos, ya que implica establecer una conexión entre cómo se realiza una acción (conocimientos y habilidades) y el motivo por el que se realiza de ese modo determinado (elementos del escenario). 

También es muy útil para ayudarnos a modificar conductas y actitudes, para estimular las que son positivas, enseñar nuevas aptitudes, fomentar buenas prácticas y validar y reforzar conductas que habíamos aprendido anteriormente: al observarlas en nuestro modelo, confirmamos su utilidad ―si es que teníamos algunas dudas―.

En definitiva, ante el actual mercado laboral, el cual nos exige actualizar nuestros conocimientos y habilidades de forma constante, aplicar de manera consciente el aprendizaje por observación puede suponer una diferencia cualitativa y cuantitativa en los resultados de cualquier formación

Con este propósito de ayudar al progreso de las personas, superar los desafíos que presenta la cuarta revolución industrial y crecer de manera inclusiva y sostenible, Banco Santander apuesta por tres conceptos clave para impulsar la empleabilidad: el aprendizaje continuo, el reciclaje profesional y la capacitación adicional. Para ello, cuenta con el portal de Becas Santander, un programa global, único y pionero.

Si buscas seguir creciendo tanto personal como profesionalmente, consulta el portal de Becas Santander, en el que encontrarás cientos de oportunidades para formarte de la mano de instituciones de prestigio internacional. Podrás acceder a capacitaciones en tecnología, idiomas, estudios, investigación, soft skills, prácticas y liderazgo femenino, que te ayudarán a mejorar tu empleabilidad o reorientar tu carrera profesional.

 

¿Quieres convertirte en un lifelong learner y seguir aprendiendo para aumentar tus oportunidades laborales? El portal de Becas Santander te ofrece un montón de opciones para que puedas alcanzar tus objetivos. Consulta la plataforma y recuerda, puedes inscribirte en tantos programas como quieras. ¡Aprovecha la oportunidad!

Más posts interesantes que leer...