Bienestar emocional: la clave para el éxito personal y profesional

27/10/2021 | Santander Universidades

¿Sabías que uno de cada cinco empleados en Europa sufre Burnout, es decir, un estado de agotamiento y desgaste ocasionado en el trabajo? Esto es lo que afirma la Fundación Europea de Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo. 

Sin duda, esta situación pone de manifiesto la importancia del bienestar emocional en el ámbito laboral y, de esta manera, se convierte en una cuestión fundamental en las empresas y, sobre todo, en los departamentos de recursos humanos. 

Si quieres conocer qué es el bienestar emocional, cómo afecta al trabajo y qué retos presenta mejorar la salud emocional de las personas, te lo contamos a continuación.

¿Qué es el bienestar emocional?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el bienestar emocional es un “estado de ánimo en el que la persona se da cuenta de sus propias aptitudes, puede afrontar las presiones normales de la vida, trabajar productivamente y contribuir a la comunidad”. 

Asimismo, el Hospital Clínico de Barcelona lo define como “el conjunto de sensaciones positivas derivadas de un funcionamiento mental que nos capacita para hacer frente o adaptarnos a las situaciones y demandas ambientales”. 

Aunque sentirse bien y tranquilo pueda parecer algo fácil, lo cierto es que a lo largo de la vida nos enfrentamos a situaciones de estrés, como la pérdida de un familiar, que afectan a nuestra salud mental. Por ello, para disponer de un mayor bienestar emocional, resulta fundamental aprender a gestionar nuestras emociones.

La salud emocional en el trabajo: ¿qué factores alteran el bienestar emocional?

Partiendo de la base de que de media pasamos un 30% de nuestra vida trabajando, el entorno laboral es uno de los principales escenarios que determinan el bienestar emocional. Y es que, como señalan varios estudios, el 40% de los problemas emocionales tiene su origen en el trabajo. 

La falta de equilibrio entre el ámbito personal y profesional, el aumento del estrés o la baja motivación son algunas de las consecuencias más palpables de una mala salud emocional en el trabajo; algo que afecta a prácticamente la mitad de los empleados. Pero, ¿sabes cuáles son los factores más habituales que provocan esta situación? Algunas de las causas de la falta de bienestar emocional en el trabajo son:

  • La deshumanización: las malas condiciones laborales o la ausencia de reconocimiento generan estrés, rechazo y desgaste en el trabajo e incide directamente en la salud emocional.
  • Un mal clima laboral: aspectos como la relación existente entre los compañeros, la gestión de la información y la comunicación o la cultura de la empresa afecta a la satisfacción y el bienestar de todos los empleados.
  • La falta de liderazgo: la inexistencia de una figura que se preocupe por el equipo, que lo dirija y gestione de manera adecuada es una de las causas más comunes de estrés laboral e insatisfacción.
bienestar emocional

Cómo mejorar el bienestar emocional en el trabajo

Tal como afirma la Dra. María Neira, directora del Departamento de Salud Pública y Ambiente de la Organización Mundial de la Salud, “la riqueza de las empresas depende de la salud de los trabajadores”. Por este motivo, la calidad del estado anímico de toda la plantilla debe ser una prioridad para las organizaciones. 

En este sentido, los datos nos advierten de cómo un bajo nivel de bienestar emocional en el individuo repercute directamente en el rendimiento económico de las organizaciones. Sin ir más lejos, el 28% de los europeos, esto es, 40 millones de personas, padece estrés, la principal causa de las bajas laborales y con un coste que puede ascender a 20.000 millones de euros.

Frente a esta situación, las organizaciones deben adoptar medidas que promuevan el desarrollo de capacidades y hábitos saludables que mejoren el bienestar de sus empleados. Sin embargo, no solo es importante el papel de las empresas, sino que también el compromiso individual cobra una especial relevancia para poder mejorar el estado emocional. Algunas de las recomendaciones que se pueden llevar a cabo en un plano más personal son: 

  • Tener unos hábitos saludables: los datos revelan que no se cumplen las pautas básicas que aconsejan los expertos, y es que uno de cada tres adultos no descansa las siete horas recomendadas. No obstante, llevar una alimentación equilibrada, hacer ejercicio y descansar deben ser el punto de partida para sentirse bien, ya que estas acciones predisponen al cerebro y al cuerpo a afrontar cualquier tipo de situación. 
  • Disponer de buenas relaciones interpersonales: cada individuo debe fomentar la creación de un ambiente laboral integrador, colaborativo y enriquecedor. Para ello, las capacidades sociales y comunicativas juegan un papel fundamental. 
  • Saber trabajar en equipo y tener un buen liderazgo: la gestión del estrés, de los cambios o de sensaciones como la frustración, la ansiedad o la adversidad son habilidades que se pueden desarrollar a través de la inteligencia emocional, la asertividad, el positivismo y la empatía. Estas capacidades son imprescindibles para convertirse en un buen líder, trabajar en equipo y adaptarse de la mejor manera posible a los diferentes retos del día a día.
bienestar emocional

La formación y el autoconocimiento para una mejora del bienestar laboral

Según un estudio de Sodexo realizado con empresas españolas, “el 60% de las organizaciones reconocen la conciliación, el bienestar físico y el emocional de los empleados como los retos más importantes sobre los que empezar a trabajar”. El bienestar emocional no es algo negociable y, por este motivo, debe aplicarse tanto desde la óptica corporativa, con medidas que fomenten los espacios, las relaciones y las condiciones óptimas para el desempeño de sus empleados,   como desde la salud individual, a través del desarrollo de habilidades y competencias interpersonales. 

De este modo, mediante la adquisición de herramientas y el trabajo conjunto, es posible obtener una mayor capacidad para gestionar las situaciones habituales que provocan desequilibrios emocionales, como pueden ser el estrés, el burnout o la ansiedad. Y es que la adaptación a diferentes situaciones y escenarios, el equilibrio entre la vida personal y profesional y mantener buenas relaciones laborales son pilares clave del bienestar emocional. 

Con este fin de ayudar al progreso de las personas, superar los desafíos que presenta la cuarta revolución industrial y crecer de manera inclusiva y sostenible, Banco Santander apuesta por el aprendizaje continuo, el reciclaje profesional y la capacitación adicional, tres conceptos clave para impulsar la empleabilidad y el progreso de las personas. Para ello, cuenta con el portal de Becas Santander, un programa global, único y pionero.

Si buscas seguir creciendo tanto personal como profesionalmente consulta el portal de Becas Santander  en el que encontrarás cientos de oportunidades para formarte de la mano de instituciones de prestigio internacional. Podrás acceder a capacitaciones en tecnología, idiomas, estudios, investigación, soft skills, prácticas y liderazgo femenino, que te ayudarán a mejorar tu empleabilidad o reorientar tu carrera profesional.

 

¿Quieres convertirte en un lifelong learner y seguir aprendiendo para aumentar tus oportunidades laborales? El portal de Becas Santander te ofrece un montón de opciones para que puedas alcanzar tus objetivos. Consulta la plataforma y recuerda, puedes inscribirte en tantos programas como quieras. ¡Aprovecha la oportunidad!

Más posts interesantes que leer...