¿Qué es la biomasa y cómo se obtiene energía?

13/05/2022 | Santander Universidades

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el 31% de la superficie terrestre del mundo está ocupada por los bosques, que almacenan 296 gigatoneladas de carbono y albergan la mayor parte de la biodiversidad terrestre del mundo. Un porcentaje que, en el caso de España, asciende al 55%. 

En este sentido, ¿sabías que existe un tipo de energía que puede ser creada a partir de materia orgánica como la madera? En este artículo te explicamos todo sobre la biomasa, la fuente de energía sostenible que ya ha alcanzado un gran potencial en algunos países. 

¿Qué es la biomasa y qué tipos existen?

La biomasa es un tipo de energía renovable generada a partir de la combustión de materia orgánica, la cual se origina a partir de diferentes procesos que suceden en el día a día. Estos procesos pueden ser biológicos (restos de plantas), espontáneos (residuos de las podas de árboles) o provocados (excrementos de animales en ganaderías). 

Como recurso energético, la biomasa se puede clasificar en las siguientes categorías: 

  • Biomasa natural: es aquella generada de forma espontánea en la naturaleza sin intervención humana. También, se incluyen los residuos que se generan a partir de la poda de un bosque. El uso de estos recursos requiere de gestión y de un medio de transporte que los lleve hasta el lugar destinado a convertirlos en energía, hecho que provoca que su uso no sea viable económicamente. 
    • Biomasa residual seca: se origina en las actividades agrícolas y forestales o en sus respectivas industrias, como los restos de las podas de frutales, el serrín, las cáscaras de frutos secos o la paja.  
    • Biomasa residual húmeda: se crea a partir de vertidos biodegradables, ya sean aguas residuales urbanas e industriales o residuos ganaderos. Algunos ejemplos son la basura orgánica que se genera en los domicilios o los excrementos de animales en ganaderías.
  • Biomasa residual seca: es la que surge como resultado de ciertas actividades humanas. Esta clase de biomasa se subdivide en dos tipos:
  • Biomasa producida: se crea a partir de cultivos energéticos donde hay una producción a gran escala de materia biodegradable con el fin de ser aprovechada en el ámbito energético. Para ello, ciertas especies vegetales se transforman química y biológicamente y se convierten en combustibles, como el metanol o el etanol.

Como puedes ver, la biomasa puede tener diversas procedencias y esto mismo permite que se obtengan diferentes tipos de productos, como el carbón vegetal, el etanol o biogás, a través de los cuales se puede generar, por ejemplo, electricidad. 

biomasa

¿Cómo se extrae energía de la biomasa?

La energía de biomasa (bioenergía) puede ser generada tanto en el ámbito doméstico, mediante una caldera, como a gran escala en una nave industrial. De forma masiva, existen principalmente dos métodos para transformar la biomasa en energía:

Métodos termoquímicos

Consiste en la transformación de la biomasa a través del calor. Para llevar a cabo este método, los materiales que funcionan mejor son los menos húmedos: paja, madera, cáscaras de frutos secos, etc. Asimismo, dentro de esta clasificación, encontramos las siguientes técnicas para extraer energía biomasa: 

  • Combustión: la biomasa se quema a una temperatura entre 600 y 1.300ºC con mucho aire. De este método, salen gases calientes para producir calor y electricidad. 
  • Gasificación: se produce una combustión entre 700 y 1.500ºC con aire (gasógeno) u oxígeno (gas de síntesis) que da lugar a diferentes elementos químicos en cantidades diferentes. El gas de síntesis se transforma en combustibles químicos, como el metanol o la gasolina. 

Métodos bioquímicos

Se realizan usando diferentes microorganismos que se encargan de degradar las moléculas. Los materiales utilizados son los de mayor contenido en humedad: residuos orgánicos municipales o ganaderos. Las principales técnicas que se emplean son: 

  • Fermentación metánica: consiste en la digestión sin oxígeno de la biomasa, en la que la materia orgánica se fermenta, dando como resultado el biogás. 
  • Fermentación alcohólica: se fermentan los hidratos de carbono que están de forma natural en las plantas. Su resultado es el etanol, que se puede usar para la industria.
biomasa

Ventajas e inconvenientes de la biomasa

La energía de biomasa presenta amplias ventajas, sobre todo, para el cuidado del medio ambiente. En primer lugar, es una fuente de energía renovable y abundante, ya que siempre hay madera, residuos o basura orgánica. A su vez, es poco contaminante y reduce la dependencia de los combustibles fósiles, con lo cual ayuda a reducir los efectos del cambio climático y mejorar la calidad del aire. 

Además, su precio resulta más económico respecto al petróleo o el carbón, crea empleo en zonas rurales, contribuye a la limpieza de montes y, al contrario de lo que se suele pensar, los últimos avances lo han convertido en una fuente de energía de rendimiento muy elevado

Por otro lado, la biomasa presenta una serie de inconvenientes. Para empezar, la quema de residuos genera cenizas, un hecho que incrementa los costes operacionales. En segundo lugar, la biomasa ocupa mucho espacio, con lo cual se precisa una zona de almacenamiento. No obstante, la principal desventaja de esta fuente de energía es el hecho de que tiene un volumen limitado, con lo cual, como indica Adair Turner, el presidente de la Comisión de Transiciones Energéticas, “su uso debería restringirse a sectores prioritarios donde no existen opciones alternativas de descarbonización”. 

Sin embargo, es un hecho que la biomasa contribuye a la necesaria transición verde que el planeta necesita. De hecho, un informe de la Agencia Internacional de Energía declara que las energías renovables tendrán un crecimiento muy rápido, sobre todo, en el sector eléctrico, proporcionando casi el 40% de la demanda de energía en 2023

Con este propósito de acelerar el proceso de transición hacia una economía verde, y en su apuesta por la educación y la formación continua como uno de los motores más eficaces para llevar a cabo esta misión, Banco Santander lanza la convocatoria de 1.000 Becas Santander Sustainability | Skills for the Green Transition - Cambridge Judge Business School.

A través de Santander Universidades y de la mano de Cambridge Judge Business School, una de las instituciones líder a nivel mundial en investigación sobre cuestiones de sostenibilidad, ofrece este programa dirigido a personas que quieran ser parte de las  iniciativas verdes de su entorno laboral o busquen reorientar su carrera profesional hacia la sostenibilidad. El curso, 100% online y de seis semanas, está impartido por expertos de primer nivel y no tiene coste para los beneficiarios. Tampoco es necesario un título universitario ni ser cliente de Banco Santander. 

En este programa, podrás asimilar los conceptos clave medioambientales; identificarás los principales retos a partir de ejemplos y casos de empresas líderes en temas de ESG; conocerás qué impacto tienen algunas cuestiones medioambientales en las organizaciones y mercados; aprenderás habilidades, herramientas y marcos para que puedas ser parte activa del cambio dentro de tu organización y desarrollarás tu propio plan de acción individual. Además, recibirás un Certificado de Finalización otorgado por Cambridge Judge Business School.

¿Tienes más de 18 años y quieres trabajar por un futuro más limpio? Si quieres adquirir todos los conocimientos y las herramientas para contribuir a un desarrollo sostenible, inscríbete en las Becas Santander Sustainability | Skills for the Green Transition - Cambridge Judge Business School. ¡Aprovecha la oportunidad y comienza a generar soluciones para liderar el cambio!

Más posts interesantes que leer...