Ciberinteligencia: qué es y por qué es tan importante para las organizaciones

19/10/2022 | Santander Universidades

En los últimos años, las ciberamenazas y los ataques informáticos no han parado de crecer. Tal y como certifica la última encuesta de World Economic Forum (WEF) durante el 2021 hubo un promedio de 270 ataques cibernéticos por organización, lo que supone un aumento del 31% respecto al 2020. Además, este mismo informe calcula que cada ataque perpetrado por los ciberdelincuentes supone un coste de 3,6 millones de dólares. De ahí que la seguridad informática se haya convertido en una de las mayores preocupaciones de las organizaciones. 

Por esta razón, ir siempre un paso por delante de las múltiples amenazas de la red parece ser la única forma de evitar, o al menos mitigar, los efectos de estos ataques. Y esta es precisamente la misión de la ciberinteligencia, una nueva forma de vigilancia, la cual es comparable a los tradicionales servicios de inteligencia, aunque trasladados al entorno digital. 

¿Quieres saber más acerca de la ciberinteligencia y cómo esta ayuda a empresas e instituciones a mantenerse a salvo en la red de redes? Te lo explicamos.

¿Qué es la ciberinteligencia? 

El Centro de Tecnologías Emergentes de la Universidad Carnegie Mellon define la ciberinteligencia como “la adquisición y el análisis de información para identificar, rastrear y predecir las capacidades, intenciones y actividades cibernéticas que apoyen la toma de decisiones”.

Es decir, la ciberinteligencia es el área de inteligencia aplicada a la informática y el ciberespacio. Se dedica al estudio de las amenazas conocidas y a la recopilación y análisis de la información que permite adelantarse a próximas amenazas. Para llevar esto a cabo, los expertos en ciberinteligencia se nutren de diversas fuentes de información, tanto internas como externas a la organización. 

Algunos expertos señalan que el término se creó en 1996 y su origen está en las agencias de inteligencia militares y de espionaje. De hecho, la ciberinteligencia es una evolución natural del concepto de inteligencia tradicional. Sin embargo, este concepto no comenzó a ganar terreno y a utilizarse con mayor frecuencia hasta la primera década de los 2000, dado que, con el surgimiento y la popularización de Internet, muchas amenazas también hicieron su aparición en el ciberespacio

Por ejemplo, si antes podías ser víctima de un atraco a mano armada, a día de hoy, también puedes serlo de un ciberdelito, como el robo de información o el phishing. De esta manera, la inteligencia tradicional ya no es suficiente para superar los nuevos retos a los que hacen frente las organizaciones y, por tanto, surge la necesidad de contar con una nueva forma de inteligencia: la ciberinteligencia.

¿Cuál es la diferencia entre ciberinteligencia y ciberseguridad?

Aunque son dos términos muy similares, y comparten el objetivo final de evitar cualquier tipo de daño o perjuicio causado por ataques cibernéticos, la ciberinteligencia y la ciberseguridad son dos campos distintos.

Por su lado, la ciberseguridad informática se centra en la prevención, detección y reacción ante cualquier tipo de amenaza. Lo cierto es que se trata de un área más práctica en la que se utilizan diversas herramientas y soluciones de seguridad, con el objetivo de proteger los equipos informáticos de posibles ataques, así como detectarlos y neutralizarlos en caso de que ya hayan ocurrido.

Por otro lado, la ciberinteligencia es una rama de la ciberseguridad. Esta misma se ocupa más de la investigación y prevención de ataques a partir de las amenazas potenciales ya conocidas o de posibles futuras amenazas. De esta manera, su fin es ir siempre un paso por delante de los ciberdelincuentes.

ciberinteligencia

¿Qué tipos de ciberinteligencia podemos diferenciar?

En la actualidad, podemos diferenciar tres categorías dentro de la ciberinteligencia. Estas son las siguientes:

  • Estratégica: la ciberinteligencia estratégica se encarga de analizar las tendencias actuales en ciberdelincuencia a nivel mundial. Esto permite crear estrategias de seguridad capaces de evitar amenazas a corto, medio y largo plazo.
  • Táctica: esta área se centra más en el futuro inmediato. Su función es la de analizar de manera constante los sistemas informáticos con el objetivo de detectar en tiempo real si los sistemas de seguridad implementados son suficientes para mitigar los riesgos actuales.
  • Operativa: esta categoría se basa en la acción y se encuentra en un punto medio entre la ciberinteligencia estratégica y táctica. La ciberinteligencia táctica se encarga de prevenir peligros concretos y de analizar amenazas cercanas al entorno de una organización.

¿Cuáles son los principales campos de actuación de la ciberinteligencia?

Como puedes ver, la ciberinteligencia trata de mantener bajo control los riesgos informáticos que sufren de forma habitual las empresas e instituciones públicas. Sin embargo, existen ciertos campos de actuación en los que los equipos de inteligencia informática ponen especial atención, ya que, hasta ahora, son los que mayores problemas han causado. Te presentamos algunos de ellos:

  • Abuso de marca: muchas empresas, organizaciones e incluso personas concretas han tenido problemas serios por suplantación de identidad y el uso ilegítimo de una marca, como es el caso de la creación de páginas web o perfiles de redes sociales falsos o el phishing.
  • Privacidad de los datos: la ciberinteligencia también trata de evitar que ciertos datos sensibles o confidenciales sean robados o filtrados fuera del sistema informático de la empresa. Por ejemplo, las tarjetas de crédito, credenciales de acceso, documentos sensibles o información confidencial.
  • Monitorización de amenazas y hacktivismo: los equipos de ciberinteligencia luchan cada día contra organizaciones criminales que se dedican a cometer distintas actividades delictivas en Internet, las cuales, por lo general, afectan a grandes y medianas empresas, instituciones y organizaciones públicas.
  • Fraude y phishing: otra de sus áreas de actuación más relevantes es la prevención del fraude cibernético. Su principal objetivo es que los sitios webs legítimos, perfiles sociales o cuentas de correo electrónico no sean hackeados ni utilizados con fines delictivos.
ciberinteligencia

¿Por qué la ciberinteligencia es tan importante para todas las empresas, organizaciones e instituciones?

La falta de protección y prevención frente a amenazas informáticas sigue siendo muy preocupante en la actualidad. Por ejemplo, en España, el Servicio Público de Empleo (SEPE) sufrió un fuerte ataque de ransomware que afectó a todo su sistema informático. Este llegó a paralizar más de 700 oficinas de atención al público y obligó a anular más de 200.000 citas. Asimismo, tuvo repercusión en el sistema de pago de prestaciones de desempleo, ya que los funcionarios no podían acceder al sistema.

Otro de los ejemplos más importantes ocurrió en Estados Unidos, en la empresa petrolera Colonial Pipeline. En este caso, los hackers del grupo Darkside lograron detener de manera temporal las operaciones de la compañía, lo que provocó una breve, pero intensa crisis energética en el sureste del país. Asimismo, el grupo criminal pudo robar hasta 100 GB de datos privados. Esto dio lugar a una extorsión en la que se pedía un ciberrescate para evitar que estos datos fueran publicados en Internet.

Como puedes ver, la ciberinteligencia debe ser un campo de actuación relevante para todo tipo de organizaciones, ya sean grandes o pequeñas. Y es que cada día son más los ataques que sufren las empresas e instituciones públicas, y su impacto económico y reputacional también es cada vez mayor. De hecho, según el Informe de Ciberpreparación 2022el 51% de las empresas españolas ya ha sido víctima de un ciberataque, con un promedio de 84 ataques y 105.655 euros de pérdidas económicas. 

Esto es debido a que tan solo el 2% de las compañías es ciberexperta y, a pesar del aumento de la inversión, hasta un 30% todavía se considera como cibernovata. Además, si bien ha aumentado la concienciación, tan solo un 26% de las empresas encuestadas cree que los riesgos han crecido, frente al 60% que considera que los riesgos se mantienen respecto al 2021. 

Lo cierto es que exponer nuestros sistemas de información, sin contar con ningún tipo de estrategia de prevención, protección y actuación frente a las constantes y cambiantes amenazas de la red, resulta muy peligroso y ocasiona pérdidas económicas, reputacionales y de exposición de datos. La ciberinteligencia es, por tanto, una disciplina vital para todas las organizaciones, ya que, si no se está preparado, el impacto de estos ataques puede ser devastador tanto para la empresa como para sus clientes y los usuarios. 

Ante esta necesidad, es fundamental contar con los conocimientos necesarios para poner en práctica estrategias de ciberseguridad y ciberinteligencia y así mantener a salvo los activos e intereses de una organización. Por esta razón, el aprendizaje continuo se posiciona como una herramienta clave a la hora de hacer frente a los peligros de la red y los riesgos que supone.

Con este propósito de ayudar al progreso de las personas, superar los desafíos que presenta la cuarta revolución industrial y crecer de manera inclusiva y sostenible, Banco Santander apuesta por tres conceptos clave para impulsar la empleabilidad: el aprendizaje continuo, el reciclaje profesional y la capacitación adicional. Con este fin, cuenta con el portal de Becas Santander, un programa global, único y pionero.

Si buscas seguir creciendo tanto personal como profesionalmente, consulta el portal de Becas Santander, en el que encontrarás cientos de oportunidades para formarte de la mano de instituciones de prestigio internacional. Podrás acceder a capacitaciones en tecnología, idiomas, estudios, investigación, soft skills, prácticas y liderazgo femenino, que te ayudarán a mejorar tu empleabilidad o reorientar tu carrera profesional.

 

¿Quieres convertirte en un lifelong learner y seguir aprendiendo para aumentar tus oportunidades laborales? El portal de Becas Santander te ofrece un montón de opciones para que puedas alcanzar tus objetivos. Consulta la plataforma y recuerda, puedes inscribirte en tantos programas como quieras. ¡Aprovecha la oportunidad!

Más posts interesantes que leer...