Comunicación asertiva: una herramienta para mejorar las relaciones interpersonales en la empresa

06/10/2021 | Santander Universidades

¿Sabías que las empresas con empleados más conectados consiguen un 25% más de productividad? Esto es lo que señala un informe de McKinsey. Teniendo esto en cuenta, sin duda, la situación actual pone de manifiesto el reto que tienen las empresas en cuestiones de estrategia y de comunicación eficaz.

Disponer de unas buenas relaciones interpersonales en la empresa es algo que se consigue con una mejora de los procesos y de los canales de comunicación, pero también con una comunicación asertiva, es decir, con unas buenas habilidades de las personas para interactuar y ser capaces de transmitir un mensaje efectivo, claro e inequívoco, pero sin reproches, enfrentamientos o descalificativos.

De ahí la importancia de entender qué papel juega uno mismo en el proceso de comunicación para mejorar las relaciones profesionales y personales y, en consecuencia, aumentar los resultados de la compañía.

¿Qué es la comunicación asertiva?

El escritor y consultor en comunicación en el Observatorio de Recursos Humanos, Alfonso Aguiler, define la asertividad como “la herramienta o capacidad de expresar lo que uno quiere, piensa y siente de manera honesta, correcta y directa, sin que afecte las intenciones del interlocutor y respetando siempre lo que la otra persona siente y piensa”. De esta manera, una persona asertiva se caracteriza por tener un alto grado de empatía y una buena gestión de las emociones, así como un dominio del lenguaje corporal

Lo cierto es que el lenguaje corporal juega un papel muy importante en el proceso comunicativo, ya que, tal y como indica el estudio de Albert Mehrabian, el 55% de lo que decimos lo comunicamos de manera no verbal. De ahí que una de las claves de este tipo de comunicación sea que la postura corporal, los gestos, el tono de voz y la mirada acompañen en todo momento la actitud de respeto, escucha activa y tranquilidad que implica la asertividad. 

Asimismo, el objetivo principal de la asertividad es trasladar una idea de manera clara, amable y empática, a diferencia de la comunicación pasiva o agresiva, ya que, por un lado, la pasiva tiende a evitar cualquier situación incómoda, lo cual genera frustración y deteriora la relación interpersonal, y, por el otro, la agresiva interviene sin tener en cuenta los intereses y los sentimientos de la otra parte.

Sin duda, la actitud pasiva, agresiva y asertiva son tres maneras diferentes de afrontar una misma situación y, aunque no siempre es fácil porque entran muchos factores en juego, la comunicación asertiva es la más eficaz y la que más contribuye a una relación saludable, ya que esta logra el equilibrio entre nuestros intereses y derechos y los de nuestro interlocutor, creando un espacio de respeto y cordialidad frente a situaciones difíciles.

comunicación-asertiva

3 técnicas de comunicación asertiva

¿Qué técnicas existen para poner en práctica la asertividad? A continuación, te presentamos algunas de ellas.

Técnica del banco de niebla

Esta técnica consiste en  frenar y disipar la tensión de la conversación, al mismo tiempo que se da parte de la razón a la otra parte, pero sin perder tu postura. Se trata de una buena manera de afrontar las críticas o de evitar el conflicto directo. 

Frases como: “es cierto lo que comentas aquí”, “en este punto tienes razón” o “estoy de acuerdo contigo en que…” te ayudarán a llegar a un punto intermedio antes de exponer tu argumento.

Técnica de la pregunta asertiva

Este método consiste en asumir que la crítica que nos hacen es positiva. De esta manera, se formula una pregunta con el fin de obtener más información sobre cómo se puede mejorar. Es una técnica que permite dar la vuelta a la situación, sin cuestionar al otro, y ponerse en el mismo lado para encontrar una solución común. 

Por ejemplo, imagina que tu superior te dice que “este informe está mal hecho”. Si quieres poner en práctica la técnica de la pregunta asertiva, le puedes contestar: “¿cómo crees que habría que enfocarlo para que el resultado sea mejor?”

Técnica del disco rayado

Se trata de mantener tu postura repitiendo la misma frase ante peticiones o demandas no deseadas, pero sin agresividad verbal y manteniendo un tono calmado.

Por ejemplo, pongamos por caso que estás negociando las vacaciones con un compañero y te pregunta: “¿te importaría cambiarme la semana de octubre que me quiero ir de puente? Y tú respondes: “lo siento, pero ya tengo todo planificado para esos días”. Sin embargo, tu compañero persiste e insiste en que hagas una llamada para cambiarlo y así le concedas el favor. En este caso, puedes aplicar la técnica del disco rayado y, sin alzar la voz, puedes repetirle: ”de verdad que lo siento, pero ya lo tengo todo planeado”.

Beneficios de la asertividad en el entorno laboral

La habilidad de comunicar de manera efectiva y empática, no solo permite establecer unas relaciones interpersonales más estables y saludables y una mayor cooperación dentro del equipo, sino que también conlleva otras ventajas como:

  • Mejores negociaciones: la asertividad permite llegar a acuerdos más beneficiosos para todas las partes, gracias a  la escucha y el entendimiento de lo que ocurre en el entorno y de las necesidades e intereses de la otra parte.
  • Un liderazgo más efectivo: el 30% de los empleados cree que sus managers no fomentan una cultura de comunicación transparente y abierta, una situación que puede llegar a afectar el rendimiento del equipo, el trabajo y la motivación. Por este motivo, con el buen entendimiento que implica la comunicación asertiva, muchos de los despidos podrían evitarse.
  • Un mejor clima organizacional: una buena capacidad comunicativa entre los miembros del equipo fomenta un ambiente más colaborativo, con menos tensiones e inequívocos.
comunicación-asertiva

Mejora tus habilidades de comunicación

La comunicación asertiva es una herramienta útil tanto para el entorno laboral como para la vida cotidiana. Aprender a transmitir nuestro punto de vista y nuestros intereses, sin menospreciar en ningún momento al otro, es una habilidad interpersonal de gran valor que incluso tiene un efecto directo en la  eficiencia de la empresa, de ahí la importancia de desarrollar este tipo de capacidades. 

En este sentido, para ayudar al progreso de las personas, superar los desafíos que presenta la cuarta revolución industrial y crecer de manera inclusiva y sostenible, Banco Santander apuesta por el aprendizaje continuo, el reciclaje profesional y la capacitación adicional, tres conceptos clave para impulsar la empleabilidad y el progreso de las personas. Con este fin, cuenta con el portal de Becas Santander, un programa global, único y pionero.

Si buscas seguir creciendo tanto personal como profesionalmente consulta el portal de Becas Santander  en el que encontrarás cientos de oportunidades para formarte de la mano de instituciones de prestigio internacional. Podrás acceder a capacitaciones en tecnología, idiomas, estudios, investigación, soft skills, prácticas y liderazgo femenino, que te ayudarán a mejorar tu empleabilidad o reorientar tu carrera profesional.

 

¿Quieres convertirte en un lifelong learner y seguir aprendiendo para aumentar tus oportunidades laborales? El portal de Becas Santander te ofrece un montón de opciones para que puedas alcanzar tus objetivos. Consulta la plataforma y recuerda, puedes inscribirte en tantos programas como quieras. ¡Aprovecha la oportunidad!

Más posts interesantes que leer...