Cómo recuperar la confianza en uno mismo

08/04/2022 | Santander Universidades

Ya sea un sentimiento innato o una habilidad adquirida, fruto del trabajo o la práctica, la confianza en uno mismo implica tener una visión muy positiva sobre nuestra  propia capacidad para hacer las cosas. No obstante, hay ocasiones en las que esa seguridad desaparece, a causa del contexto en el que hemos crecido o, sobre todo, después de sufrir un acontecimiento adverso o una experiencia desagradable que trastoca nuestra vida.

En este sentido, la covid-19 y el confinamiento que trajo consigo son un buen ejemplo de ello. Sin ir más lejos, según un estudio publicado en la revista The Lancet, con la pandemia, los casos de depresión grave y ansiedad incrementaron un 28% y un 26% en todo el mundo, respectivamente.

La sensación siempre es la misma: miedo, parálisis física y psicológica y desazón. Pero, ¿sabes qué puedes hacer cuando esto sucede? Si has perdido la confianza en ti mismo, no sientas miedo porque siempre encontrarás soluciones para recuperarla.

¿Qué significa tener confianza en uno mismo?

Autoestima, seguridad, confianza en uno mismo, etc. Hay muchas formas para referirse a lo que sentimos cuando creemos de manera firme en nuestra capacidad para hacer cosas y saber que lograremos alcanzar la meta propuesta.

De este modo, tener confianza en uno mismo es poder expresar una opinión, defender a otra persona o decir cómo te sientes; pedir lo que deseas o necesitas; poder expresar tu desacuerdo con algo, hacer sugerencias o dar a conocer tus ideas y decir a algo que no sin sentirse culpable por ello.

Si bien, como señala Albert Bandura, psicólogo y pedagogo, “confiar en uno mismo no garantiza el éxito, pero no hacerlo garantiza el fracaso”, la pérdida de confianza en uno mismo supone numerosos problemas: incapacidad para comunicarse con los demás, miedo a realizar determinadas tareas, tendencia a evitar los riesgos —por muy insignificantes que sean—, soledad, etc. 

Por esta razón, si no tienes seguridad en ti mismo, es probable que nunca estés satisfecho en el trabajo o que tus relaciones personales fracasen una y otra vez; de ahí la importancia de hacer todo lo posible por recuperar la confianza cuando se ha perdido.

confianza-en-uno-mismo

Cómo ejercitar la confianza en uno mismo

Recuperar la confianza requiere práctica, tiempo y, sobre todo, paciencia. Sin embargo, existen ejercicios de todo tipo para alcanzar la felicidad plena con uno mismo: algunos se centran más en las relaciones interpersonales, otros en el precepto mens sana in corpore sano y otros en la introspección, es decir, en dirigir la mirada hacia nosotros mismos y reflexionar sobre nuestros pensamientos o aptitudes con el fin de aceptarlas o cambiarlas.

A continuación, te presentamos algunas de las técnicas más mencionadas por los psicólogos para ejercitar la confianza en uno mismo.

Di adiós a los pensamientos negativos

El primer paso para recuperar la confianza en uno mismo es detectar los pensamientos negativos como “soy un desastre” o “no soy capaz” y dejar de reproducirlos una y otra vez. Estas ideas recurrentes acaban por anular nuestras verdaderas capacidades y hace que perdamos muchas oportunidades para destacar.

De esta manera, resulta fundamental cambiar el diálogo que tenemos con nosotros mismos de tal forma que el “no puedo” se convierta en un “puedo y lo haré”. Y es que es importante creer que eres una persona con la capacidad suficiente para hacer cosas, aunque te equivoques o cometas errores.

Acepta que el miedo existe y que tienes inseguridades

Nadie es perfecto, ni nadie debería buscar la perfección. Incluso las personas más seguras de sí mismas en algún momento de sus vidas han sentido miedo ante algo. Piensa que sentir temor es una oportunidad para crecer y para desarrollar tus habilidades. La inseguridad te puede volver más precavido, pero no dejes nunca que te paralice o te impida hacer aquello que deseas.

Identifica tus puntos fuertes

De la misma forma que nadie es perfecto, tampoco hay personas que no tengan ninguna habilidad. Todos destacamos en algún aspecto. Por ello, es el momento de buscar cuáles son y potenciarlas. Una vez que hayas descubierto tus fortalezas, no las escondas y demuéstrale a los demás cuáles son.

Huye de la gente tóxica

Es crucial alejarse de aquellas personas que no son maduras en el plano emocional y que te hacen daño cuando se relacionan contigo. En cambio, busca amistades que confíen en ti y que sepan reconocer tus habilidades. Asimismo, debes aprender a aceptar los cumplidos y a reaccionar a ellos de forma positiva.  Si alguien ve algo bueno en ti y te lo dice, es porque es cierto.

Dedica tiempo a cuidarte

Tu cuerpo tiene que estar sano para que tu mente gane confianza. De ahí que, en todas las terapias psicológicas, el deporte sea una herramienta clave. Cuando haces ejercicio, aumenta la producción de endorfinas y se reducen los efectos negativos del estrés. Por este motivo, elige una actividad que te guste y empieza a practicarla. Verás que, en poco tiempo, notarás que te sientes mejor contigo mismo.

confianza-en-uno-mismo

Reconoce tu talento para ganar confianza en ti mismo

Si logras poner en práctica alguno de estos ejercicios, pronto recuperarás la confianza en ti mismo. Recuerda que la falta de autoestima te impide intentar desarrollar actitudes o emprender actividades que te pueden hacer sentir muy feliz. Pero, para ello, deberás mantener cierta disciplina y dedicar mucho tiempo a desarrollar hábitos que sean buenos para ti física y emocionalmente

Por otro lado, la confianza es una habilidad que se aprende y es clave a la hora de encontrar trabajo. Tal y como señala Robert Walters, fundador de la empresa de Recursos Humanos Robert Walters, “el candidato debe tener confianza en él mismo para acceder al puesto. Al menos tiene que ser capaz de transmitirlo. Las competencias técnicas son importantes, pero la capacidad para comunicar esto marca la diferencia”. 

Con este propósito de dotar a los profesionales con las habilidades esenciales para atender las nuevas necesidades del mercado laboral y así ayudar al progreso de las personas, superar los desafíos que presenta la cuarta revolución industrial y crecer de manera inclusiva y sostenible, Banco Santander apuesta por tres conceptos clave para impulsar la empleabilidad: el aprendizaje continuo, el reciclaje profesional y la capacitación adicional. Para ello, cuenta con el portal de Becas Santander, un programa global, único y pionero.

Si buscas seguir creciendo tanto personal como profesionalmente, consulta el portal de Becas Santander, en el que encontrarás cientos de oportunidades para formarte de la mano de instituciones de prestigio internacional. Podrás acceder a capacitaciones en tecnología, idiomas, estudios, investigación, soft skills, prácticas y liderazgo femenino, que te ayudarán a mejorar tu empleabilidad o reorientar tu carrera profesional.

¿Quieres convertirte en un lifelong learner y seguir aprendiendo para aumentar tus oportunidades laborales? El portal de Becas Santander te ofrece un montón de opciones para que puedas alcanzar tus objetivos. Consulta la plataforma y recuerda, puedes inscribirte en tantos programas como quieras. ¡Aprovecha la oportunidad!

Más posts interesantes que leer...