Criptografía: el arte de cifrar mensajes

06/05/2022 | Santander Universidades

¿Sabías que la criptografía es una de las artes más antiguas de la historia? Los primeros mensajes cifrados datan del siglo V a.C., cuando los espartanos usaban la escítala, una especie de vara en la que se enrollaba una cinta de cuero o papiro con un puñado de letras sin sentido. Gracias a esta, era posible cifrar y descifrar mensajes utilizando como referencia el diámetro de la vara. 

En la actualidad, la criptografía sigue siendo muy relevante en nuestro día a día, ya que la seguridad de nuestros datos y sistemas informáticos dependen, en gran parte, de técnicas avanzadas de criptografía. ¿Quieres saber más acerca de la criptografía? En este artículo, te lo contamos. 

¿Qué es la criptografía y cuál es su origen?

Según el Diccionario de la lengua española, la criptografía es el “arte de escribir con clave secreta o de un modo enigmático”. Se trata de una definición que se asemeja a su significado etimológico. En concreto, este término proviene del griego: κρύπτos (kryptós), «secreto», y γραφή (graphé), «grafo» o «escritura». Es decir, su significado literal es «escritura secreta».

Por lo tanto, la criptografía es un método de escritura que permite transmitir mensajes de forma secreta. De hecho, este fue su principal uso durante siglos, dado que varios imperios a lo largo de la historia utilizaban diferentes técnicas de criptografía para ocultar el significado de sus mensajes a sus enemigos. Esto se llevaba a cabo, sobre todo, en épocas de guerra y, aunque estos fueran interceptados, resultaba muy complicado descifrar su contenido.

Los sistemas criptográficos permiten cifrar y descifrar mensajes a partir de una clave de encriptación. Esta clave es la que hace posible traducir un mensaje encriptado, y en primera instancia ininteligible, en un mensaje comprensible. Sin esta clave, el mensaje queda, en principio, codificado y oculto para todo aquel que no la posea. De esta manera, protege los datos más sensibles de cara a posibles ataques y accesos no autorizados.

Uno de los ejemplos más recientes del uso de la criptografía lo encontramos en la Segunda Guerra Mundial. El método de encriptación de la máquina conocida como Enigma, empleada por los alemanes, fue descifrado por los servicios de inteligencia polacos y británicos. Desde luego, interceptar y comprender los mensajes del ejército alemán resultó ser algo clave para poner fin a la guerra.

criptografia

La criptografía en la actualidad

En la actualidad, la criptografía se utiliza en una gran cantidad de áreas con el objetivo de preservar la privacidad de los datos y la seguridad de los sistemas informáticos. La ciberseguridad se ha convertido en uno de los puntos más importantes de nuestra sociedad, y la criptografía es la base de todos los sistemas de seguridad informática

Y es que, en un mundo cada vez más digital, proteger los datos y evitar accesos no autorizados resulta imprescindible tanto en el plano personal como empresarial. Por ello, esta técnica sigue evolucionando de manera constante para así lograr el sistema perfecto e impenetrable: aquel que impida los accesos no autorizados y potencialmente peligrosos. 

A pesar de que el significado original de criptografía sigue vigente, la realidad es que las técnicas de cifrado actuales son enormemente superiores a las antiguas. El empleo de algoritmos y la computación avanzada permiten encriptar información de una forma muy segura y rápida, y que, en la mayoría de ocasiones, resulta muy difícil de descifrar si no se posee la clave de encriptación. 

¿Qué tipos de criptografía informática existen?

Si bien hoy día existe un gran número de métodos de encriptación, cada uno con sus características particulares, la mayoría de ellos se basan en tres métodos de criptografía informática. En concreto, podemos distinguir los siguientes tipos: 

  • Simétrica: esta metodología utiliza una clave de encriptación única para codificar la información. En este caso, tanto el emisor como el receptor deben poseer esta clave si quieren acceder a dicha información. Se trata de un método que ofrece una gran velocidad de transmisión y entrega, pero una menor protección. 
  • Asimétrica: al contrario de la criptografía simétrica, la asimétrica emplea dos claves distintas y relacionadas entre sí: una pública y otra privada. Mientras que la clave pública tan solo permite cifrar mensajes, la privada es la que permite descifrarlos. Se trata de un método más lento, pero mucho más seguro, y el que, por lo general, se usa en la actualidad. 
  • Híbrida: por último, la criptografía híbrida es una combinación de las dos anteriores. También usa dos claves, una privada y otra pública.  Inicialmente, el receptor genera una clave pública que se emplea para compartir la clave privada que da acceso al cifrado o descifrado simétrico. 
criptografia

Principales áreas de uso de la criptografía

A día de hoy, la criptografía es sin duda esencial para garantizar la seguridad de la información, tal y como indica Carmen Torrano, ingeniera, doctora e investigadora informática senior en la empresa de ciberseguridad Eleven Paths, de Telefónica, "es la responsable de proteger nuestros datos en las comunicaciones para que solamente la persona receptora de ese mensaje pueda leerlo y ninguna otra pueda acceder a esa información si no es la destinataria legítima".

De hecho, son muchas las áreas en la que la criptografía tiene un papel elemental. Algunas de las más destacadas son las siguientes:

  • Internet: uno de los usos más cotidianos de la criptografía se encuentra en el mundo web. La mayoría de páginas web utilizan el protocolo de seguridad SSL (Secure Sockets Layer), el cual permite cifrar las comunicaciones entre el servidor y los usuarios. De esta forma, es posible navegar de forma segura, ya que todos los datos viajan siempre cifrados. 
  • Sistemas bancarios: todos los sistemas bancarios emplean también técnicas de criptografía con el objetivo de salvaguardar la información y activos de sus clientes. El código SWIFT es un gran ejemplo de ello. Este permite codificar de manera segura los datos de las transacciones monetarias.
  • Almacenamiento de información: la mayoría de sistemas de almacenamiento emplea la criptografía con el objetivo de mantener y proteger la privacidad de los datos guardados. Por ejemplo, Google Drive, Mega y OneDrive usan distintos métodos de encriptación para evitar accesos de terceros no autorizados.
  • Criptomonedas y blockchain: el blockchain y las criptomonedas poseen un complejo sistema de encriptación. La información se almacena en cadenas de bloques que utilizan criptografía hash, un tipo de encriptación de alto nivel que permite garantizar la seguridad de las transacciones. 

Como has podido ver, la criptografía es uno de los pilares clave de los sistemas tecnológicos actuales. Aunque no existe ningún método ni técnica perfecta, esta sigue siendo la mejor opción para proteger la información que se procesa de manera digital

Y es que, en un mundo cada vez más digitalizado, y donde cada día aparecen nuevos riesgos informáticos, mantener nuestros datos más sensibles a salvo no resulta nada sencillo. Utilizar sistemas informáticos confiables y seguros, así como seguir aprendiendo de forma constante en términos de tecnología, es la única manera de evitar que nuestra información quede expuesta ante posibles ataques. 

Con este propósito de ayudar al progreso de las personas, superar los desafíos que presenta la cuarta revolución industrial y crecer de manera inclusiva y sostenible, Banco Santander apuesta por tres conceptos clave para impulsar la empleabilidad: el aprendizaje continuo, el reciclaje profesional y la capacitación adicional. Para ello, cuenta con el portal de Becas Santander, un programa global, único y pionero.

Si buscas seguir creciendo tanto personal como profesionalmente, consulta el portal de Becas Santander, en el que encontrarás cientos de oportunidades para formarte de la mano de instituciones de prestigio internacional. Podrás acceder a capacitaciones en tecnología, idiomas, estudios, investigación, soft skills, prácticas y liderazgo femenino, que te ayudarán a mejorar tu empleabilidad o reorientar tu carrera profesional.

¿Quieres convertirte en un lifelong learner y seguir aprendiendo para aumentar tus oportunidades laborales? El portal de Becas Santander te ofrece un montón de opciones para que puedas alcanzar tus objetivos. Consulta la plataforma y recuerda, puedes inscribirte en tantos programas como quieras. ¡Aprovecha la oportunidad!

Más posts interesantes que leer...