Cultura de empresa y liderazgo femenino: una simbiosis perfecta

04/11/2020 | Santander Universidades

La cultura de empresa o cultura organizacional se relaciona con cómo se logra alinear el talento humano con la identidad, las estrategias, los procedimientos y los objetivos de una organización. En el contexto actual, el liderazgo femenino juega un papel determinante en esta dinámica, ya que las mujeres están transformando, mediante la aportación de valores muy positivos, las condiciones culturales de las empresas de todo el mundo.

Sin embargo, antes de entrar en detalle sobre la relación entre el liderazgo femenino y la transformación de las empresas modernas, es importante que conozcas los aspectos fundamentales de la cultura empresarial: qué es y qué elementos la conforman.

¿Qué es la cultura de empresa?

La cultura de empresa es el conjunto de elementos culturales que caracterizan y rigen a todo el equipo humano que trabaja en una organización (desde los directivos hasta los becarios). La suma de esos elementos es lo que define la esencia de la empresa. Por tanto, la cultura organizacional se encuentra arraigada en la estructura, los objetivos, las estrategias, los procedimientos y los enfoques de la organización, todo ello a través del personal que la conforma.

Por ejemplo, un elemento básico de la cultura de empresa es cómo interactúas con tus compañeros de trabajo, con tus superiores o subalternos y con clientes o proveedores, es decir, cómo son tus relaciones horizontales, verticales y externas en una empresa.

La cultura organizacional es multidimensional y transversal, ya que  afecta al conjunto de personas que conforman la organización e influye en todos los aspectos de esta.

cultura empresa

¿Cuáles son los elementos de la cultura organizacional?

De acuerdo con la escuela de negocios EAE Business School, existen dos tipos de elementos que componen la cultura de empresa:

1. Los elementos escritos

Se refiere a todos aquellos elementos culturales que están plasmados en documentos y que tienen por objetivo definir, estructurar y fomentar la cultura organizacional de forma explícita y rigurosa.

Entre estos elementos destacan los protocolos de la empresa, los códigos de conducta, las guías de estilo, los manuales de procedimientos, las políticas y normativas, y los apartados de misión, visión y valores, entre otros.

2. Los elementos no escritos

Son elementos culturales que no se difunden necesariamente de manera formal a través de documentos, ya que forman parte de la esencia y el espíritu diario de la organización. En este sentido, los principales medios de difusión son las personas, a través de sus acciones individuales y colectivas.

Entre estos elementos destacan las tradiciones, experiencias, actitudes, conductas, costumbres, decisiones, creencias, hábitos y otros factores dinámicos que desarrollan los miembros de la empresa al relacionarse entre ellos y con externos.

¿Cómo se evalúa la cultura de empresa?

Según la metodología Unobtrusive Corporate Culture Analysis Tool (UCCAT), desarrollada por London School of Economics and Political Science (LSE), la cultura de empresa se puede evaluar teniendo en cuenta estas seis dimensiones:

    1. Adaptabilidad

La adaptabilidad es la capacidad y la iniciativa de la empresa de responder de manera efectiva a los cambios del entorno, asumiendo riesgos y fomentando la innovación y la resiliencia a través de la estrategia y del liderazgo.

    2. Orientación al cliente

La orientación al cliente es la visión con la que la empresa gestiona la relación con sus clientes. Es la cultura de enfocar todos los procesos hacia la satisfacción de los deseos y las necesidades de los clientes o consumidores.

    3. Orientación al empleado

La orientación al empleado tiene que ver con cómo gestiona la organización su talento humano desde dos perspectivas: por un lado, la del apoyo que le ofrece, las condiciones de trabajo, las oportunidades de superación, etc.; y, por otro lado, la de su capacidad de alinear al personal con los objetivos y la dirección de la empresa.

    4. Gerencia

La gerencia es el conjunto de condiciones organizacionales que crean los directivos para guiar a la empresa en lo relativo a los resultados, las responsabilidades y la visión de futuro.

    5. Planificación

La planificación es el alcance y la eficacia de los planes establecidos por los directivos para guiar a la empresa en lo relativo a los resultados, las responsabilidades y la visión de futuro.

    6. Transparencia

La transparencia es la claridad y veracidad de las comunicaciones de la empresa a través de prácticas como informes anuales o comunicados de prensa.

¿Qué tipos de cultura empresarial existen?

En líneas generales, y según el artículo publicado por EIPE Business School, de la Universidad Católica de Ávila, existen cuatro tipos de cultura de empresa:

    a) Cultura empresarial autoritaria

Este tipo de cultura es representativo de aquellas empresas en las cuales el poder de decisión está altamente concentrado. Por ejemplo, cuando la misma persona debe tomar siempre las decisiones.

    b) Cultura empresarial burocrática

Las empresas con cultura burocrática tienen normas y protocolos que definen explícitamente la forma de actuar, por lo que todas las decisiones van a depender de las normativas existentes. Si bien es una cultura muy estricta, también puede ser beneficiosa, porque su estructura clara, por lo general, garantiza la calidad de la gestión.

    c) Cultura empresarial por objetivos

Esta cultura se basa en fomentar el cumplimiento de objetivos y el logro de resultados. Algunos de los pilares de las empresas con este tipo de cultura son el impulso de la competitividad y el aumento de las exigencias a toda la organización para alcanzar el éxito.

    d) Cultura empresarial de motivación

Este caso es similar a la cultura por objetivos, con la diferencia de que, en este tipo de cultura, se busca estimular el talento humano con la filosofía de que los equipos motivados y felices logran mejores resultados.

cultura empresa

El impacto del liderazgo femenino en la cultura empresarial

En la actualidad, las iniciativas globales para reducir la brecha de género en el trabajo están dando sus frutos a todos los niveles, incluso a nivel directivo, que es justo donde se define la cultura empresarial en las organizaciones.

Por ejemplo, según el estudio Is Gender Diversity Profitable? Evidence from a Global Survey de Ernst & Young (EY) y Peterson Institute, las empresas que cuentan con mujeres en puestos directivos pueden llegar a aumentar sus beneficios netos en 6 puntos porcentuales. En esa misma línea, el informe Las mujeres en la gestión empresarial: Argumentos para un cambio, redactado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en 2019, revela que el 60,2% de las empresas que ha incluido a mujeres en sus cargos directivos ha logrado aumentar sus niveles de productividad, y un 54,4% ha observado una mejora significativa en las capacidades creativas e innovadoras de la organización.

De igual manera, se sabe que los equipos de trabajo son más efectivos en la resolución de problemas y en la gestión de proyectos cuando tienen más integrantes mujeres que hombres. Así lo indica la investigación Navigating disruption without gender diversity? Think again de EY.

Las pruebas son claras: las mujeres logran aportar a la cultura empresarial una serie de cualidades transversales que impulsan el éxito de las organizaciones. Estas cualidades se relacionan con la creatividad, la innovación, la planificación, la gestión, el liderazgo y la negociación

Al ascender hacia los puestos directivos, las profesionales adquieren la capacidad de influir de manera directa en los elementos escritos de la cultura de la empresa, a través de la mejora en las políticas organizacionales, los códigos de conducta y las normativas. También participan en una reconstrucción positiva de los elementos no escritos de la cultura empresarial al promover mejores hábitos, comportamientos y decisiones.

Y, todo ello en el marco de una gestión que fomenta el logro de objetivos y la motivación del personal, dos tipos de cultura de empresa que, al combinarse, crean una potente maquinaria que siempre impulsa al talento humano hacia el éxito colectivo de la organización.

¿Cómo pueden las mujeres llegar a influir en la cultura de empresa?

Para poder impulsar un cambio positivo en la cultura de empresa de manera contundente y transversal, es determinante poder alcanzar una posición y un reconocimiento que te lo permitan, cuyas responsabilidades y potestades aumenten tu nivel de influencia sobre las distintas dimensiones de la cultura organizacional.

En este sentido, solo a través del liderazgo y de la negociación podrás dejar tu huella en la adaptabilidad, la orientación al cliente y al empleado, la gerencia, la planificación y la transparencia de la empresa.

El primer paso para lograrlo es trabajar precisamente en mejorar tus habilidades de liderazgo y negociación, para poder llegar a puestos directivos.

Si este es el camino que quieres seguir, Banco Santander pone a tu disposición la convocatoria de Becas Santander Women  | W50 Leadership – London School of Economics, un programa desarrollado en colaboración con London School of Economics and Political Science (LSE).

Al participar en Becas Santander Women  | W50 Leadership– London School of Economics, tendrás la oportunidad de acceder a una formación online que, durante ocho semanas, te ayudará a llevar tus habilidades de liderazgo a su máximo nivel de rendimiento. 

Gracias a la formación de Becas Santander podrás:

  • Mejorar la comprensión del modelo actual de liderazgo y aplicar el conocimiento y las habilidades aprendidas a su propio equipo y organización.

  • Conseguir claridad y seguridad en su estilo de liderazgo y formular un plan de desarrollo personal diseñado para acelerar su carrera.

  • La posibilidad de aprender de profesores reconocidos y con una formación impulsada en colaboración con una institución de tanto prestigio como LSE.

  • Obtener una perspectiva verdaderamente global y amplia de su red profesional aprendiendo con un grupo internacional de compañeras.

Si cuentas con más de 10 años de experiencia profesional y quieres desarrollar tus habilidades como líder y tener un impacto en la cultura de tu empresa, inscríbete a las Becas Santander Women | W50 Leadership – London School of Economics e impulsa tu carrera.

(En estos momentos la convocatoria de Becas Santander Women | W50 Leadership - London School of Economics ha terminado, pero te animamos a que consultes el portal de Becas Santander para que encuentres la formación que mejor se adapte a ti y dar un impulso a tu carrera profesional. ¡Aprovecha la oportunidad!)

Más posts interesantes que leer...