Cultura organizativa: por qué es tan importante para las empresas

27/04/2022 | Santander Universidades

Brittany Forsyth, vicepresidenta de recursos humanos de Shopify, tiene muy claro el impacto que tiene la cultura organizativa de una empresa en las personas. Por ello, considera que, como empresa, “debes determinar qué comportamientos y creencias valoras y hacer que todos vivan fieles a ellos. Estos comportamientos y creencias deberían ser tan esenciales para tu núcleo, hasta el punto que ni siquiera lo consideran cultura”.

Y es que crear una cultura organizacional alrededor de una organización es clave para alcanzar el éxito, ya que esta permite que los empleados y la compañía puedan caminar unidos en una misma dirección, creando un compromiso fuerte y duradero que permita afrontar todo tipo de retos. De hecho, esta tiene un fuerte impacto en la adquisición y retención de talento.

Sin ir más lejos, según datos de Indeed, el 46% de las personas en búsqueda activa de empleo no acaba solicitando un trabajo porque considera que no encajaría bien con la cultura organizativa. Asimismo, para el 72% de los candidatos, es muy importante que las ofertas contengan detalles sobre la cultura de la empresa. 

¿Quieres saber más acerca de la cultura organizativa, los elementos clave que la conforman y por qué es tan relevante en la actualidad? Te lo contamos a continuación. 

¿Qué es la cultura organizativa?

La cultura organizativa, también denominada como cultura corporativa, cultura empresarial o cultura institucional, es el conjunto de creencias, valores, normas y reglas que definen el comportamiento de una organización. Se trata de una especie de estatuto o tabula rasa que permite dotar a una empresa de identidad y un modo propio de ver las cosas. 

De esta manera, la cultura organizativa sirve de guía para que todas las personas involucradas alrededor de una organización puedan seguir el mismo camino. Por ello, esta forma de hacer las cosas tiene un efecto directo tanto a nivel interno como externo. Los empleados, el líder y los puestos de mando deben actuar y tomar decisiones respetando esta cultura organizativa, ya que la imagen y reputación de la marca depende de lo bien que se aplique. Asimismo, también dependerá, en gran parte, el bienestar de las personas y el clima laboral, así como la atracción y retención del talento o de nuevos clientes.

cultura organizativa

Elementos clave de la cultura organizativa

Las empresas que moldean su cultura organizativa a lo largo del tiempo casi por inercia corren grandes riesgos, ya que es habitual caer en la incoherencia y en ambientes de trabajo poco saludables.

Por este motivo, lo ideal es que esta misma se defina de manera firme desde la fundación de la compañía, teniendo en cuenta que la cultura debería ser los cimientos de los pilares sobre los que se debe progresar y crecer. De la misma forma, saber cómo aplicarla y cómo transmitir los valores empresariales desde los cargos más altos hasta los más bajos resulta fundamental. Pero, ¿cuáles son los puntos clave de cualquier cultura organizativa?

Filosofía

La filosofía es el eje sobre el cual gira toda la cultura organizacional de una empresa. Esta guiará el resto de puntos: definirá su manera de ser y establecerá cómo se debe actuar ante cualquier situación. Permite fortalecer las relaciones con sus clientes y resume el ambiente, la cultura y los valores de la compañía.

Misión, visión y valores

La misión, visión y valores definen la identidad de la empresa y el porqué de su existencia, así como sus objetivos y el código ético

En este sentido, Richard Barret, autor y estudioso de la evolución de los valores humanos en el entorno empresarial y social, asegura que “las organizaciones impulsadas por valores son las más exitosas porque saben identificar y satisfacer las necesidades de los miembros de la compañía, algo que es clave para lograr la motivación de los empleados y así crear una organización de alto rendimiento”.

Ambiente empresarial y relaciones internas:

La manera en la que los diferentes miembros de la plantilla se relacionan entre sí resulta imprescindible para la cultura organizativa. Por ello, hay que definir qué tipo de ambiente se desea conseguir. Un buen clima laboral, así como unas relaciones estables, permiten aumentar la productividad general de una empresa. 

Sentido de identidad 

El sentido de identidad permite que los empleados se sientan parte de los proyectos y de la empresa en la que trabajan. No obstante, también funciona de manera inversa: la organización debe representar los valores de sus empleados. 

Por esta razón, a la hora de contratar, es importante garantizar que el empleado y la compañía comparten una misma manera de ver las cosas, ya que, de lo contrario, será complicado alcanzar este sentido de identidad. 

Normas

Definir normas y reglas es también importante, dado que marcan los límites que tanto empleados como la propia empresa no deben sobrepasar (negocios éticos, responsabilidad medioambiental, etc.). En la actualidad, se apuesta por crear estructuras que sugieren las líneas a seguir, en lugar de un modelo basado en sanciones por incumplimiento. 

Estructura de poder

Asimismo, la estructura de poder también ayuda a definir la cultura organizativa. Por lo general, se registra en un organigrama empresarial, en el cual se define la jerarquía de mando, cómo serán las relaciones y quién debe tomar las decisiones en cada caso. 

cultura organizativa

La cultura organizativa, una potente herramienta para aumentar el liderazgo de las empresas

A día de hoy, la cultura organizativa es, sin duda, una potente herramienta para aumentar el liderazgo de las empresas, ya que a su alrededor se mueven los hilos que permiten alcanzar los objetivos propuestos, aumentar la productividad de la plantilla y crear una marca de prestigio. 

Teniendo esto en cuenta, no es de extrañar que Peter Drucker, experto en estrategia empresarial, dijera que “la cultura se desayuna a la estrategia”, dado que lo que haces siempre se impone sobre lo que dices. Esta es justamente la base de la cultura organizativa: la forma en la que, en realidad, se hacen las cosas y se comporta el equipo, más allá de lo que se plasme en un papel o un plan. 

De acuerdo con un estudio de Glassdoor, las grandes culturas se forman cuando existen unos valores empresariales, líderes senior competentes y atentos y un camino claramente definido hacia las oportunidades de progreso. Solo así se logra una plantilla motivada y comprometida con la organización, algo esencial para la productividad. De hecho, tal y como señala una encuesta de Gallup, los equipos altamente comprometidos muestran un 21% más de rentabilidad. En cambio, aquellos que no lo están cuestan hasta 550.000 millones de dólares al año, según The Engagement Institute.

Por tanto, definir una cultura organizativa, y que esta forme parte de cada una de las decisiones y acciones de una empresa, resulta fundamental en la actualidad. Para ello, se precisa un liderazgo que sea capaz de transmitir la cultura de manera efectiva. Y es que, tal y como dijo Albert Einstein, “el ejemplo no es la mejor manera de enseñar, es la única”. De ahí la importancia de formar líderes sólidos que sean capaces de enfrentar los retos actuales y futuros de las empresas. 

Con este propósito de dotar de las habilidades empresariales necesarias para atender las nuevas necesidades del mercado laboral, Banco Santander lanza la convocatoria de 900 Becas Santander Skills | MBA Essentials 2022 – LSE. Además, de la mano de The London School of Economics and Political Science, una de las instituciones educativas internacionales más prestigiosas en temas de economía y empresa.

En este curso certificado de diez semanas, 100% online e impartido a través de módulos semanales y asíncronos, adquirirás de forma rápida y práctica las habilidades empresariales esenciales para poder tomar mejores decisiones y lograr un mayor impacto dentro tu organización. El programa se ofrece en inglés, español y portugués de Brasil.

Se trata de una oportunidad única en la que podrás asimilar de forma rápida los tres pilares de la gestión y el liderazgo empresarial que se imparten en un MBA: estrategia, finanzas y recursos humanos. Además, contarás con el apoyo de mentores y facilitadores de LSE y podrás interactuar con tus compañeros a través de foros semanales y dinámicas colectivas. 

 

¿Quieres tener un papel más relevante en la toma de decisiones en tu entorno profesional? Inscríbete en las Becas Santander Skills | MBA Essentials 2022 – LSE y la consigas o no, recuerda, nunca dejes de aprender.

Más posts interesantes que leer...