DAFO personal: conócete a ti mismo para evolucionar profesionalmente

18/05/2021 | Santander Universidades

En un mercado laboral en constante cambio como el actual, no solo debes conocer todas las novedades de tu sector, sino también estar alerta por si se presentan nuevas oportunidades en otros ámbitos. Si quieres una mejora laboral, es aconsejable que te conozcas a ti mismo para saber cómo dar lo mejor de ti. Para ello, una de las mejores herramientas es un análisis DAFO personal

El análisis DAFO proviene del mundo de la estrategia empresarial y tiene como objetivo conocer las debilidades, las amenazas, las fortalezas y las oportunidades de un negocio o sector, pero también se puede aplicar al ámbito personal.

El análisis DAFO personal

Como su propio nombre indica, puedes llevar el análisis DAFO al ámbito personal y, en concreto, a tus características como trabajador. El objetivo final es corregir tus carencias y potenciar tus habilidades para lograr superarte a ti mismo en el terreno profesional y alcanzar tus metas laborales o llevar a buen puerto un proyecto concreto.

Para llevar a cabo este método de autoconocimiento solo necesitas papel y boli (o un procesador de textos u otro programa similar que te permita tomar notas) y sinceridad en el análisis.

Cómo realizar un análisis DAFO personal

El análisis DAFO personal estudia las debilidades y fortalezas (factores internos) y las amenazas y las oportunidades (factores externos):

Debilidades

Trata de encontrar lo que te falta (puede ser una actitud, una habilidad, un conocimiento…), lo que no te gusta o lo que no se te da bien, para intentar mejorarlo. Debes hacerte preguntas como las siguientes:

    ¿He detectado malos hábitos en el ejercicio de mi profesión o me han comentado algo al respecto?

    ¿Alguien, sean compañeros o jefes, me ha hablado sobre mis debilidades profesionales?

    ¿Qué tareas postergo porque no me gustan, me aburren o no se me dan bien?

    ¿Hay rasgos de mi personalidad que afectan al buen desarrollo de mi trabajo?

    ¿En qué puedo mejorar: actitudes, habilidades, conocimientos…?

     

Amenazas

Como factor externo, no dependen de ti y no las puedes controlar. Sin embargo, sí puedes adaptarte y estar preparado para posibles amenazas. 

Las amenazas pueden ser muy diversas y suelen afectar por igual a toda la profesión o incluso a toda la economía. Puede ser una pandemia como la que estamos viviendo, una crisis económica global o una crisis del sector en el que trabajas, por ejemplo.

Debes hacerte algunas preguntas generales y otras más específicas sobre tu sector:

    ¿Hay posibilidades de que sobrevenga una crisis económica?

    ¿Qué factores externos limitan mi desarrollo profesional?

    ¿Se están produciendo cambios en mi sector?

    ¿Cómo son los profesionales con los que compito? ¿Cuáles son sus fortalezas?

     

Fortalezas

No solo es importante conocer tus puntos fuertes, sino que también debes saber transmitirlos, comunicarlos, ponerlos en valor. Están basados en todas tus experiencias: tu formación académica, tus logros profesionales... pero también tus logros personales y lo que has aprendido de la vida. Piensa, por tanto, en experiencias ajenas al mundo laboral que te hayan ayudado a encarar dificultades en tu trabajo.

Es clave resaltar en este punto lo que te diferencia de tus competidores. La diferenciación o especialización puede ser tu mejor aliada en tu desarrollo profesional. Hazte preguntas como las siguientes:

    ¿En qué soy bueno?

    ¿Con qué tareas disfruto más?

    ¿En qué habilidades destaco respecto a mis competidores?

    ¿Poseo algún talento innato? ¿Cómo podría potenciarlo?

    ¿Cuento con ventajas comparativas como cursos, habilidades, contactos o experiencias valiosas?

     

Oportunidades

Como ocurre con las amenazas, son factores externos que escapan de tu control. De nuevo, trata de detectarlas y adaptarte a ellas lo más rápidamente posible. Debes estar muy pendiente de las tendencias del mercado y de tu profesión: cambios tecnológicos, ayudas del Estado o de instituciones o movimientos empresariales en tu sector.

Algunas preguntas que puedes hacerte son:

    ¿Tengo una buena red de contactos? ¿La uso en mi provecho?

    ¿Hay algún nicho de mercado poco conocido que ofrezca buenas oportunidades?

    ¿Cómo puedo usar la tecnología para desarrollar mi carrera o mejorar la productividad de mi empresa?

    ¿Qué parte de mi profesión tiene más futuro?

    ¿Puedo acceder a ayudas o becas ofrecidas por alguna institución?

Algunos consejos para realizar el análisis

Como ves, el análisis DAFO no es complicado de realizar y cualquier profesional puede hacerlo. Aquí tienes algunos consejos prácticos para que lo aproveches al máximo:

    Pon en práctica la técnica de la tormenta de ideas: no censures tus pensamientos y anota todo lo que se te pase por la cabeza.

    Puedes pedir ayuda a compañeros, amigos o familiares. Tendrán un punto de vista diferente y podrán detectar elementos que a ti se te escapen.

    Usa una matriz para ver el análisis en su conjunto.

    Deja pasar unos días y vuelve a evaluar tu análisis para reajustar las conclusiones si fuera necesario.

     

Usos del DAFO personal

Un análisis DAFO personal puede tener diferentes usos:

    En procesos de selección. Puede usarlo tanto el reclutador como el postulante. El entrevistador puede detectar las fortalezas de los entrevistados que más interesen a la empresa y elegir al candidato ideal. Por su parte, si acudes a una entrevista de trabajo, el análisis DAFO te ayudará a destacar tus mejores cualidades y afrontar con éxito las preguntas difíciles.

    Para definir objetivos profesionales. Puede ser un objetivo a largo plazo, como saber a qué profesión puedes dedicarte, o a medio plazo, como objetivos marcados por tu empresa o un proyecto personal. En este último caso, si eres un emprendedor, te ayudará a valorar la posibilidad de éxito del negocio y su puesta en marcha con una dirección clara y definida. En este sentido, está muy relacionado con un concepto japonés llamado “ikigai”, que trata de dilucidar el valor de una persona en la vida y cómo conseguir la satisfacción personal. 

    Mejorar tu carrera profesional. Lograrás saber si tus habilidades, aptitudes y actitud están siendo correctamente valoradas por parte de la empresa y podrás pensar en si es hora de subir en el escalafón, probar nuevos retos y proyectos o de buscar un cambio y reinventarte profesionalmente.

    Crear una imagen de marca personal. Este concepto resulta esencial en los últimos tiempos, sobre todo, en profesionales freelance. El análisis DAFO te ayudará a saber qué aspectos te pueden diferenciar respecto a la competencia. 

que-es-un-bootcamp

El resultado

Hay que aclarar que no hay resultados buenos ni malos en el análisis DAFO personal. Lo importante es ser sincero y actuar en consecuencia a los resultados. Esto se consigue con el proceso denominado CAME:

    Corregir las debilidades

    Afrontar las amenazas

    Mejorar las fortalezas

    Explotar las oportunidades

El análisis DAFO personal te será muy útil para identificar aquello en lo que destacas y hacia dónde quieres dirigir tu camino profesional. Para ayudar a estudiantes y profesionales de cualquier edad a avanzar en este camino, Banco Santander impulsa varias convocatorias de becas en diferentes ámbitos: tecnología, idiomas, habilidades, liderazgo, etc. 

El objetivo principal de las Becas Santander es proporcionar oportunidades de formación a los interesados en mejorar su empleabilidad, aumentar su capacitación o reorientar sus carreras profesionales. Para llevar a cabo este objetivo, Banco Santander apuesta por el lifelong learning o aprendizaje continuo, el reciclaje profesional o reskilling y la capacitación adicional o upskilling, tres conceptos clave para impulsar la empleabilidad a través de la adquisición de nuevos conocimientos y la formación en las habilidades transversales más demandadas por las empresas.

Si quieres impulsar tu carrera profesional o reorientarla a través de la formación, consulta el portal de Becas Santander y escoge la opción que mejor se adapte a ti y a tus objetivos. ¡Aprovecha la oportunidad!

Más posts interesantes que leer...