Las habilidades emocionales: una necesidad para alcanzar el éxito profesional

01/10/2021 | Santander Universidades

¿Sabías que hay empresas que ya incluyen los “departamentos de felicidad” en sus organigramas? Lo cierto es que, en la actualidad, las habilidades emocionales son competencias necesarias para alcanzar los objetivos en el mundo profesional; hasta tal punto que, en algunos países, ya ayudan a los niños a desarrollarlas en las escuelas. Pero, ¿conoces qué son las habilidades emocionales?

Las habilidades emocionales nos permiten manejar nuestras emociones de manera racional, es decir, son aquellas capacidades que muestran o trabajan la inteligencia emocional. Un elemento esencial para ser más capaces y poder adaptarnos a los diferentes entornos laborales actuales, marcados por las constantes transformaciones digitales. 

Sin ir más lejos, el 60% de los líderes cree que hoy más que nunca la inteligencia emocional es clave en la cultura empresarial y uno de los principales factores para alcanzar el éxito, según el estudio EQ for Entrepreneurs Survey

¿Qué es la inteligencia emocional?

¿Has oído hablar de los tests de coeficiente intelectual (IQ)? Esos exámenes que evalúan la memoria, el pensamiento analítico y las competencias matemáticas y que han sido durante mucho tiempo la manera más habitual de medir la capacidad y el talento de las personas.

Sin embargo, a finales del siglo XX, Daniel Goleman, doctor en psicología por la Universidad de Harvard, dio a conocer el concepto de inteligencia emocional e instauró un nuevo paradigma de estudio, reformulando la óptica desde la que hasta ese momento entendíamos la inteligencia humana.

Goleman demostró que las habilidades tradicionalmente asociadas a la inteligencia, aunque son muy importantes, no son las únicas que adquieren relevancia a la hora de tener éxito en el trabajo y en la vida.

De esta manera, en sus estudios, llegó a la conclusión de que las habilidades de una persona no se miden únicamente por su coeficiente intelectual, sino también por el desarrollo de sus competencias para gestionar las emociones propias y ajenas, esto es, de tener inteligencia emocional: un tipo de inteligencia que se basa en el trabajo de las habilidades emocionales que nos hacen identificar y analizar los sentimientos, tanto los propios como los de los demás, y nos ayudan a gestionar situaciones cotidianas conflictivas  o estresantes.

Por ejemplo, la inteligencia emocional permite a una persona comunicarse de manera asertiva, efectiva y empática para poner fin a una situación conflictiva. En cambio, quien no cuente con estas habilidades, es probable que se enfrente a una misma situación con ira o frustración. 

Por esta razón, entrenar las habilidades emocionales resulta fundamental para construir equipos de trabajo sólidos y respetuosos. De hecho, según afirmó el mismo Daniel a BBC Mundo, "las empresas miran cada vez más a través del lente de la inteligencia emocional en el momento de contratar, promover y desarrollar a sus empleados".

habilidades-emocionales y inteligencia-emocional

3 habilidades emocionales básicas para triunfar el ámbito profesional

Existe un gran número de habilidades emocionales, pero todas estas se basan en características como la autopercepción, la expresión personal e interpersonal y la gestión del estrés

Goleman llegó a definir una lista de doce habilidades emocionales esenciales para desarrollar la inteligencia emocional, como la autoconciencia y el autocontrol emocional, la adaptabilidad, el trabajo en equipo y la forma de afrontar los conflictos. No obstante, destaca que hay tres que son clave para alcanzar el éxito en el ámbito profesional: la habilidad de orientarse al logro, la empatía y la influencia.

Orientación al logro

La orientación al logro permite que la persona se centre en la consecución de sus objetivos, a pesar de los obstáculos y contratiempos. Para conseguir esta habilidad, también hay que desarrollar la resiliencia y disponer de una perspectiva positiva, así como de la capacidad de adaptación ante situaciones adversas.

Empatía

Es la capacidad de “ponerse en el lugar del otro”, es decir, de prestar atención a lo que los demás intentan decir y cómo se sienten.

Influencia

Permite transmitir un argumento de forma convincente a otras personas, así como ejercer control sobre  alguien o algo. Es una habilidad que te puede ayudar a lograr tus metas en ciertas circunstancias, como en una negociación o una venta con un cliente.

habilidades-emocionales

La importancia de desarrollar habilidades emocionales en el mundo empresarial

El desarrollo de competencias o habilidades emocionales es de gran ayuda para lograr los objetivos profesionales que te propongas. De hecho, son muy valoradas en los diferentes ámbitos que requieren, por ejemplo, del liderazgo de equipos o una buena gestión del estrés.

Por eso, hoy en día, cuando una organización mide la inteligencia de una persona es más habitual que use el test de coeficiente de adaptabilidad que el de IQ. Esto se debe a que las habilidades emocionales funcionan como una caja de herramientas para afrontar y adaptarse a distintos escenarios y situaciones. 

En este punto, la pregunta es ¿cómo sé si he desarrollado mis habilidades emocionales? En este caso, puedes tener una aproximación de tus fortalezas y debilidades con algunas preguntas clave:

  • ¿Cómo reacciono ante situaciones conflictivas?
  • ¿Qué actitud tomo frente a los problemas: pierdo la esperanza o los miro como un reto a superar?
  • ¿Controlo mis emociones?
  • ¿Soy capaz de adaptarme a los cambios?
  • Antes de reaccionar, ¿me pongo en el lugar del otro?

Si esto no resulta suficiente para reflexionar sobre tus emociones o no sabes por dónde empezar a trabajarlas, puedes realizar un test de inteligencia emocional para ver con claridad qué te hace falta entrenar. Si bien a veces no es un proceso sencillo, desarrollar las habilidades emocionales se convierte en algo imprescindible para tu formación profesional.

En el ámbito laboral actual, resulta esencial potenciar las soft skills o habilidades blandas, como las habilidades emocionales, las cuales adquieren cada vez más relevancia y, en muchos casos, otorga el rasgo que diferencia el profesional que está preparado para asumir nuevos y constantes retos del que no. Por ello, con el fin de contribuir en el desarrollo o en la mejora de estas competencias transversales necesarias para alcanzar el éxito empresarial, Banco Santander, en colaboración con Esade, institución líder en los rankings más prestigiosos del mundo en Desarrollo Profesional, impulsa la convocatoria de Becas Santander Skills | Upskill your Talent - Esade.

Si consigues una de las 2.500 becas ofertadas, podrás elegir entre uno de los siete módulos online, de dos semanas de duración y basados en la metodología “learn by doing”, para desarrollar de manera específica tu capacidad de liderazgo, creatividad, productividad personal, influencia e inteligencia emocional, negociación, comunicación o resolución de problemas complejos y toma de decisiones.


¿Tienes más de 18 años y quieres impulsar tu carrera profesional? Inscríbete a la convocatoria de Becas Santander Skills | Upskill your Talent - Esade y adquiere los activos más valiosos para el éxito empresarial. ¡Es tu oportunidad!

(En estos momentos la convocatoria de Becas Santander Skills | Upskill your Talent – Esade ha terminado, pero te animamos a que consultes el portal de Becas Santander para que encuentres la formación que mejor se adapte a ti y dar un impulso a tu carrera profesional. ¡Aprovecha la oportunidad!)

Más posts interesantes que leer...