Las habilidades sociales: ¿una soft skill necesaria en el trabajo?

21/09/2022 | Santander Universidades

¿Sabrías qué papel juegan las habilidades sociales en el trabajo? Lo cierto es que las organizaciones buscan cada vez más generar buen ambiente en sus equipos con el fin de convertirse en empresas saludables. Se trata de un concepto que va desde la prevención de riesgos laborales hasta la salud mental de los trabajadores, algo fundamental para su rendimiento y su productividad.

Teniendo en cuenta que, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 45% de los profesionales reconoce vivir estresado y no desconectar del trabajo, resulta comprensible que muchas compañías estén tratando de mejorar este aspecto. En este sentido, si bien una gran parte de la solución al problema reside en las propias empresas, la relación entre los compañeros de trabajo influye de manera directa en este punto.

Por esta razón, las habilidades sociales se postulan como una soft skill imprescindible para cualquier negocio; de ahí la necesidad de conocer qué son, qué tipos hay y cómo puedes desarrollarlas. 

¿Qué son las habilidades sociales?

Las habilidades sociales forman parte de los hábitos de conducta cuando se trata de relaciones interpersonales. De esta manera, este concepto hace referencia a las capacidades que una persona posee a la hora de gestionar una conversación, una reunión, un conflicto o el trabajo en equipo, entre otros muchos ejemplos.

Por tanto, hay que visualizar las habilidades sociales como un listado de competencias, entre las cuales habrá algunas que cumplamos en mayor medida y otras que nos resulten más costosas.

¿Qué tipos de habilidades sociales hay?

Las habilidades sociales se pueden clasificar en diferentes tipologías según el entorno en el que se pueda aplicar cada competencia. De este modo, no se requieren las mismas capacidades para dirigir un equipo de trabajo, por ejemplo, que para planificar una actividad en la que participen varias personas.

A continuación, te explicamos cuáles son los diferentes tipos de habilidades sociales que existen y te indicamos las principales competencias que corresponden a cada grupo. 

Habilidades sociales básicas

Las habilidades sociales básicas son aquellas que la mayoría de las personas tenemos asumidas de manera total a la hora de mantener una conversación o cualquier tipo de relación. 

Algunos ejemplos que podemos incluir en este grupo de competencias que nos resultan naturales son los siguientes: saludar, agradecer, preguntar o mostrar simpatía

Habilidades sociales afectivas

Las habilidades sociales afectivas son las que están más relacionadas con el aspecto emocional. De este modo, en este grupo se encuentran la capacidad de empatizar, de gestionar los miedos, de mostrar cariño o de prestar apoyo a quien lo necesita. Al mismo tiempo, podemos agrupar aquí cuestiones como saber compartir, comunicar y calmar los instintos más básicos, como la ira o la agresividad.

Habilidades sociales de planificación

Cuando hablamos de habilidades sociales de planificación, no nos referimos únicamente a la gestión o el diseño de un plan concreto, sino también a la toma de decisiones, la creatividad a la hora de buscar metas, la concentración o la búsqueda y clasificación de datos cuando hay que buscar una solución a posibles problemas, independientemente de su gravedad.

Habilidades negociativas

Entre las habilidades negociativas, podemos encontrar la gestión del miedo al fracaso o a no ser tenido en cuenta, la vergüenza o la capacidad de persuasión. Asimismo, también forman parte de esta tipología cuestiones como la defensa de los derechos propios y ajenos; la asunción de responsabilidades, culpas u obligaciones y la capacidad de mostrar una queja.

Habilidades sociales avanzadas

A pesar de denominarse habilidades sociales avanzadas, lo cierto es que hablamos del siguiente escalón en lo más básico de los valores comunicativos: convencer a una persona de algo, ofrecer una disculpa, solicitar ayuda o saber cómo dar una orden, un consejo o una instrucción. En definitiva, se trata de competencias avanzadas dentro de las relaciones interpersonales más comunes.

Habilidades sociales ante el estrés

Las habilidades sociales ante el estrés son aquellas que te permiten que no sucumbas ante determinadas situaciones de presión. Por ejemplo, forman parte de este tipo de competencias el hecho de saber mantener la compostura u ofrecer diversas soluciones ante un hipotético problema.

habilidades-sociales

¿Cuáles son las habilidades sociales más valoradas en entornos profesionales?

En el entorno laboral, las habilidades sociales son imprescindibles para desempeñar múltiples profesiones. Sin ir más lejos, habilidades sociales como la inteligencia emocional, la creatividad o la comunicación serán algunas de las quince habilidades más demandadas por las empresas para el año 2025, según el informe El Futuro del Empleo, del Foro Económico Mundial (FEM). 

Asimismo, hay otras habilidades sociales muy valoradas por las empresas, aunque estas mismas no se relacionen de manera directa con el desempeño profesional, porque tienen una importante incidencia en el bienestar de los equipos de trabajo. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Capacidad de persuasión, de liderazgo y de generar nuevos contactos
  • Empatía 
  • Escucha activa
  • Compromiso
  • Curiosidad
  • Integración
habilidades-sociales

La importancia de desarrollar habilidades sociales en el ámbito laboral

Tal como afirma el escritor, periodista y psicólogo americano Daniel Goleman en su libro Inteligencia Emocional: “Lo que realmente importa para el éxito, el carácter, la felicidad y los logros vitales es un conjunto definido de habilidades sociales, no solo habilidades cognitivas que son medidas por tests convencionales de cociente intelectual”

Y es que el éxito de una empresa depende de un buen trabajo en equipo. Sin embargo, para ello, es imprescindible disponer de un buen clima laboral que garantice el bienestar de los empleados; de ahí la importancia de que los profesionales cuenten con habilidades sociales que les permitan gestionar de manera adecuada las relaciones interpersonales.

Con el objetivo de formar a profesionales innovadores y capaces de potenciar toda su capacidad creativa, y para ayudar al progreso de las personas, superar los desafíos que presenta la cuarta revolución industrial y crecer de manera inclusiva y sostenible, Banco Santander apuesta por tres conceptos clave para impulsar la empleabilidad: el aprendizaje continuo, el reciclaje profesional y la capacitación adicional. Con este fin, cuenta con el portal de Becas Santander, un programa global, único y pionero.

Si buscas seguir creciendo tanto personal como profesionalmente, consulta el portal de Becas Santander, en el que encontrarás cientos de oportunidades para formarte de la mano de instituciones de prestigio internacional. Podrás acceder a capacitaciones en tecnología, idiomas, estudios, investigación, soft skills, prácticas y liderazgo femenino, que te ayudarán a mejorar tu empleabilidad o reorientar tu carrera profesional.


¿Quieres convertirte en un lifelong learner y seguir aprendiendo para aumentar tus oportunidades laborales? El portal de Becas Santander te ofrece un montón de opciones para que puedas alcanzar tus objetivos. Consulta la plataforma y recuerda, puedes inscribirte en tantos programas como quieras. ¡Aprovecha la oportunidad!

Más posts interesantes que leer...