Qué son los objetivos empresariales y cómo definirlos de forma correcta

23/05/2022 | Santander Universidades

Walt Disney dijo una vez que una persona debe fijar sus objetivos cuanto antes y dedicar toda su energía y talento a ellos”. En este sentido, las empresas deberían hacer esto mismo, ya que, como señala Alberto Lozano, Sales Director de Oracle NetSuite, “muchas empresas aún no son conscientes de que todavía les quedan muchos retos por delante, y solo aquellas que sean capaces de evolucionar rápida y eficientemente podrán acelerar su crecimiento”.

De ahí la necesidad de fijar objetivos empresariales para entender los procesos y tener la capacidad de medir el crecimiento. A continuación, te explicamos qué son los objetivos empresariales, qué tipos hay y cómo puedes definirlos.

Qué son los objetivos empresariales

Según el experto en estrategia empresarial y autor de varios libros William F. Glueck, los objetivos empresariales “son aquellos fines que la organización busca lograr a través de su existencia y operaciones”. Por tanto, son un resultado medible que una organización pretende lograr y que guía a todos sus miembros para conseguirlo. 

Sin embargo, resulta fundamental diferenciar los objetivos empresariales de las metas, dado que no son lo mismo. Por un lado, las metas hacen referencia al resultado general y final, mientras que los objetivos son medibles y definen de forma específica cómo será el proceso hasta lograr las metas. 

De esta manera, fijar objetivos empresariales es una de las claves básicas de la planificación y organización empresarial, ya que no solo dan una idea de la dirección hacia la que se dirige su empresa o establecen las estrategias que se emplearán en un tiempo determinado, sino que también sirven como un marco que permite a la compañía realizar un seguimiento y analizar su crecimiento. Asimismo, los objetivos empresariales contribuyen a lo siguiente:

  • Proporcionar motivación a los trabajadores.
  • Desarrollar mejores planes de acción.
  • Disponer de un mejor medio de evaluación de los resultados y del progreso de la empresa. 
  • Establecer una base para fijar presupuestos.
objetivos-empresariales

¿Qué tipos de objetivos empresariales existen?

En función de los elementos que se analicen, ya sea según su naturaleza, el tiempo en el que pueden perdurar, cómo se mida su crecimiento o el ámbito de actuación que tienen, podemos establecer diferentes tipologías de objetivos empresariales.

1. Según su naturaleza

Los objetivos empresariales, según su naturaleza, pueden ser generales o específicos:

  • Generales: este tipo de objetivos abarcan la totalidad de un proyecto y suponen el reto principal a alcanzar, esto es, es el objetivo al que contribuyen todos los esfuerzos de una organización. Un ejemplo de objetivo general sería: aumentar un 5% las ventas durante el próximo año.
  • Específicos: son aquellos que reflejan las metas más pequeñas que permiten conquistar el objetivo general; es decir, los pasos que se deben dar para poder avanzar y así conseguir el objetivo general. Un ejemplo de objetivo específico sería: cada representante debe cerrar cinco ventas a la semana.

2. Según el tiempo que pueden durar

Los objetivos empresariales, según el tiempo que pueden durar, pueden ser de tres tipos: 

  • A corto plazo: el cumplimiento de los objetivos empresariales no debe superar el año.
  • Medio plazo: su duración puede variar de uno a tres años.
  • Largo plazo: el logro de los objetivos podría extenderse hasta los cinco años.

3. Según las mediciones de crecimiento

Los objetivos empresariales, según las mediciones de crecimiento, pueden ser cuantitativos y cualitativos

  • Cuantitativos: se trata de objetivos medibles, ya que pueden ser rastreados y evidenciados por datos. 
  • Cualitativos: son objetivos subjetivos y no medibles, cuyos resultados están abiertos a debate o interpretación. El foco está en las experiencias o el significado y se explora la complejidad, profundidad y riqueza de una situación particular.

4. Según el ámbito de aplicación

Los objetivos empresariales, según su ámbito de aplicación, pueden ser:

  • Económicos: son aquellos que están relacionados con el crecimiento financiero de la empresa. Estos incluyen los objetivos de supervivencia, de obtención de ganancias y de crecimiento.
  • Humanos: buscan formas de satisfacer las necesidades de los empleados con el fin de que se sientan valorados y apoyados. Estos tienen que ver con, por ejemplo, el pago de salarios, la oferta de beneficios por trabajar en dicha empresa o la creación de entornos de trabajo saludables y seguros, entre otros. 
  • Orgánicos: son aquellos que incorporan todos los aspectos del negocio en cuanto a desarrollo, progreso y perspectivas
  • Sociales: estos objetivos están alineados con la misión y la visión de la empresa y su responsabilidad social corporativa. Se crean para contribuir a la sociedad de alguna manera.
objetivos-empresariales

4 métodos para definir los objetivos empresariales 

Existen diversas formas y metodologías para definir los objetivos empresariales. A continuación, te presentamos algunas de las más utilizadas.

SMART 

Los objetivos SMART establecen los parámetros para aquellas acciones que tienen como fin mejorar el desempeño personal y el progreso general. Además, desglosan los objetivos generales en hitos bien definidos y alcanzables para garantizar el éxito. Esto hace que sean una forma efectiva de ayudar a refinar las ideas.

En este sentido, con la metodología SMART, se pueden definir objetivos relacionados con diversos aspectos de la empresa, como objetivos financieros, objetivos de crecimiento u objetivos sociales. No obstante, estos objetivos deben cumplir con las siguientes características:

  • Specific (específicos): el objetivo debe estar suficientemente detallado

  • Measurable (medible): se debe aportar un valor numérico, como un porcentaje, que permita contrastar y valorar el objetivo. 

  • Achievable (alcanzable): debe estar realmente dentro de las posibilidades del equipo de trabajo. 

  • Relevant (relevante): está orientado a resultados que realmente aportan valor o son de interés. 

  • Time-based (enmarcados en el tiempo): están definidos en un marco de tiempo concreto.   

Un ejemplo de objetivo SMART para mejorar la calidad del servicio al cliente sería el siguiente: 

  • Mejorar la calidad del servicio al cliente para lograr un índice de satisfacción del cliente del 90% en medidas de precisión y  puntualidad en un periodo de seis meses. Para ello, estableceremos sesiones de capacitación con el fin de que todos los empleados comprendan las expectativas y lleven a cabo los procedimientos adecuados. Asimismo, utilizaremos herramientas estandarizadas para evaluar la satisfacción del cliente. 

PURE

Esta técnica se enfoca en aspectos más filosóficos para la definición de los objetivos. Su planteamiento es hacer una revisión de los objetivos de forma que estos mismos cumplan con las características que indican los términos de su acrónimo:

  • Positively stated (enunciado en positivo): el objetivo indica lo que se quiere obtener, y no lo que se quiere evitar; de este modo, resulta más constructivo y motivador. 

  • Understood (entendible): el objetivo está definido de tal manera que todas las personas implicadas en su consecución pueden entenderlo de forma clara. 

  • Relevant (relevante): los objetivos relacionan la compañía con el entorno y el contexto, de modo que crean una relación vinculante con la realidad próxima.

  • Ethical (ético): en su definición la empresa reconoce su compromiso con lograr impacto positivo en el entorno o con la sociedad.

Un ejemplo de objetivo PURE podría ser el siguiente:

  • En los próximos seis meses, conseguiremos que el 100% de la plantilla deje de utilizar vasos y botellas de plástico. Estos mismos los sustituirán por botellas y vasos reutilizables para reducir el impacto que tienen en el planeta  los residuos de los plásticos de un solo uso. 

CLEAR

La metodología CLEAR se basa en que el logro de un objetivo debe suponer un esfuerzo para que este sea relevante. Para ello, busca la formulación de objetivos eficaces basados en las siguientes características:

  • Challenging (desafiante): exigen un gran esfuerzo, pero aportan un gran valor a la compañía. 

  • Legal (legal): se sostienen dentro del marco legal del lugar en el que se llevarán a cabo las acciones para conseguir el objetivo.

  • Environmentally sound (inofensivo para el medio ambiente): debe ser respetuoso con el entorno

  • Appropriate (apropiado): debe ser coherente con el resto de objetivos y  conveniente para la realidad actual de la compañía.

  • Refinable (optimizable): se debe poder cambiar para ajustarse a la nueva realidad de la empresa en el futuro, y acorde con la evolución del mercado.

Un ejemplo de objetivo CLEAR sería el siguiente:

  • Aumentar los contactos registrados en la web (leads) en un 30% en los próximos 12 meses, con el fin de aumentar las oportunidades de venta, empleando estrategias de captación de tráfico orgánico a través de la creación de contenido de calidad.  

GROW

Los objetivos GROW consideran que el deseo y el compromiso son elementos indispensables para el logro de las metas propuestas y, por tanto, este tipo de objetivos empresariales están relacionados con el crecimiento personal y profesional.

El acrónimo GROW representa los cuatro componentes de la toma de decisiones con propósito: 

  • Goal (aspiraciones): debe ser específico con lo que se quiere lograr, por lo que  debe ser definido de manera minuciosa.

  • Reality (obstáculos o situaciones actuales): debe ser realista y estar basado en el conocimiento de la realidad actual para así definir un objetivo que de verdad puedas cumplir. 

  • Options (fortalezas, recursos): consideran las posibilidades y alternativas con las que se cuenta con el fin de llevar a cabo las acciones que se precisan para conseguirlo. 

  • Way Forward (camino a seguir): implica el compromiso necesario para conseguir el objetivo. 

Definir objetivos empresariales que contribuyan al éxito de la empresa

Establecer objetivos empresariales es la base para planificar hacia dónde se dirige un negocio. Por esta razón, los objetivos deben ser precisos, claros y medibles para poder evaluar su desempeño y tomar tanto las correcciones en la estrategia como las acciones necesarias que permitan alcanzar los resultados que se esperan. 

Dada su importancia en el rendimiento de la empresa, es fundamental contar con las habilidades y conocimientos suficientes para poder definirlos de forma adecuada. Con este propósito, Banco Santander lanza la convocatoria de 5.000 Becas Santander Skills | Business for All - Harvard Business Publishing, dirigida a aquellas personas que quieran mejorar sus habilidades para enfrentarse al mundo profesional. Además, todo ello diseñado de la mano de los mejores expertos de Harvard Business Publishing, una de las instituciones educativas más prestigiosas del mundo.

Con esta beca, podrás acceder a un programa de formación, 100% online y de nueve semanas, en el que adquirirás nuevos conocimientos y habilidades clave para desarrollar tu carrera profesional. Además, en base a tus objetivos profesionales, podrás elegir entre uno de los tres cursos propuestos:

  • Business Fundamentals: aprenderás lo más esencial del marketing, las finanzas, la negociación y la experiencia de cliente.

  • Early Career Readiness: descubrirás cómo tejer una valiosa red de contactos al tiempo que pones en práctica tus habilidades para trabajar en equipo.

  • Managing yourself: mejorarás tu capacidad de toma de decisiones, gestión del tiempo e influencia sin autoridad. 

Todos los cursos están impartidos por expertos de primer nivel y no tienen coste para los beneficiarios. Tampoco es necesario tener un título universitario ni ser cliente de Banco Santander. Además, se ofrecen en inglés, español y portugués de Brasil.

En este programa, podrás adquirir todos los conocimientos y las habilidades necesarias a través de contenidos a la carta, debates virtuales en sesiones en directo con mentores y facilitadores de aprendizaje, la interacción con tus compañeros, ejercicios y herramientas con los que podrás practicar su aplicación y transferir los conocimientos a tu entorno laboral. Además, al finalizar, recibirás un certificado por parte de Harvard Business Publishing.

 

¿Tienes más de 18 años y quieres desarrollar habilidades clave para pisar fuerte en tu entorno profesional? Inscríbete en las Becas Santander Skills | Business for All - Harvard Business Publishing y la consigas o no, recuerda, nunca dejes de aprender.

Más posts interesantes que leer...