Cómo definir los objetivos SMART: 5 ejemplos para tu proyecto

24/11/2021 | Santander Universidades

¿Trabajas duro, pero crees que puedes llegar aún más lejos con tu proyecto? Definir tus metas y objetivos de forma inteligente puede ser la solución. Con los objetivos SMART, puedes proporcionar más claridad, un buen enfoque y disponer de más motivación a la hora de establecer metas y dirigir los esfuerzos para conseguirlas. 

Y es que fijar de manera correcta los objetivos es clave para alcanzar el éxito de un proyecto. En este sentido, un estudio de CoSchedule señala que los especialistas en marketing que establecen objetivos tienen un 376% más de probabilidades de triunfar que aquellos que no lo hacen.

Si quieres saber qué son los objetivos SMART, cómo puedes definirlos y cuáles son los beneficios de aplicarlos en tu proyecto, te lo explicamos.

¿Qué son los objetivos SMART y cómo puedes definirlos?

El concepto de “objetivos SMART” apareció por primera vez en el año 1981, en el artículo There’s a S.M.A.R.T. Way to Write Management 's Goals and Objectives de  George T. Doran, publicado en el libro Management Review de Peter Drucker. Más adelante, en el año 2003,  Paul J. Meyer profundizó en el tema y describió con más detalle las características de los objetivos SMART en el libro Attitude Is Everything: If You Want to Succeed Above and Beyond. 

Según las definiciones establecidas por estos autores, los objetivos SMART son un conjunto de metas concretas que cumplen con los cinco componentes básicos que componen el acrónimo SMART: 

  • Specific: específico
  • Measurable: medible
  • Achievable: alcanzable
  • Relevant: relevante 
  • Time based: con límite de tiempo 

Teniendo en cuenta las aportaciones de Meyer, los objetivos SMART se deberían definir teniendo en cuenta las siguientes características:

Específicos

Un objetivo específico implica tener como meta algo concreto y bien definido. Para que un objetivo se defina de manera específica, debería dar respuesta a las siguientes preguntas:

  •  ¿Quién está involucrado?
  •  ¿Qué quiero lograr?
  • ¿Dónde? 
  • ¿Cuándo quiero conseguirlo?
  • ¿Cuáles son los obstáculos y las limitaciones reales para alcanzar el objetivo?
  • ¿Por qué quiero conseguirlo?  

No especificar qué se quiere lograr da lugar a dudas y ambigüedades, por lo que no contribuye ni a enfocar los esfuerzos ni a mantener la motivación.

Medibles

Cuando un objetivo es medible permite establecer criterios concretos para medir y evaluar el progreso con el fin de hacer las modificaciones necesarias. Por tanto, los indicadores deben ser cuantificables. En este sentido, un objetivo medible responderá preguntas como:

  • ¿Cuánto cuesta?
  • ¿Cuántos?
  • ¿Cómo sabré que lo he logrado?

Alcanzables

Un objetivo alcanzable es realista. Al establecerlo es posible identificar oportunidades o recursos que tal vez no se habían considerado. Esto implica que hay que tener en cuenta tanto las posibilidades como las limitaciones personales y económicas para su definición.  Un objetivo  alcanzable responderá a las preguntas:

  • ¿Cómo se puede alcanzar la meta?
  • ¿Cuán posible de lograr es el objetivo?

Relevantes

Un objetivo relevante es aquel que está alineado con otras metas y que, por tanto, tiene sentido en el conjunto del proyecto. Para ello, es útil responder a estas preguntas:

  • ¿Vale la pena?
  • ¿Es este el momento adecuado?
  • ¿Coincide esto con otros esfuerzos o necesidades?
  • ¿Eres la persona adecuada?
  • ¿Es aplicable en el entorno socioeconómico actual?

Con límite de tiempo

Es importante establecer objetivos dentro de un marco de tiempo, fijando una fecha límite, ya que esto ayuda a concentrar todos los esfuerzos en completar la meta. Un objetivo con límite de tiempo generalmente responderá a las preguntas:

  • ¿Cuándo deberá estar terminado?
  • ¿Qué puedo hacer hoy, mañana, en seis semanas, en seis meses, etc.?
objetivos smart

5 Ejemplos prácticos de aplicaciones de los objetivos SMART

Los objetivos SMART se pueden aplicar a cualquier aspecto. Definirlos y ponerlos por escrito supone un trabajo previo que requiere reflexión y análisis. Por esta razón, te presentamos algunos ejemplos, aplicados a diferentes áreas, para que puedas ver este proceso con más detalle. 

Para ahorrar dinero

Si tienes un proyecto o negocio, ahorrar dinero es un buen hábito. Pero, ¿para qué? Comprar activos, ampliar la formación o crear un fondo de emergencia pueden ser algunos motivos. Un ejemplo de objetivo SMART para llevar a cabo este fin de ahorrar dinero podría ser: 

“A partir del 1 de enero, empezaré a ahorrar dinero cada mes durante los próximos cinco años hasta conseguir 12.000 € para un fondo de emergencia”. 

Para escribir un libro

Escribir un libro es una meta que muchas personas se plantean, pero que no todas consiguen. Establecer un objetivo SMART te puede ayudar a mantener el foco y establecer hábitos. No obstante, al tratarse de un objetivo complejo, necesita un alto nivel de definición como, por ejemplo:

“Durante los próximos seis meses tendré redactadas 200 páginas de mi libro sobre productividad para equipos de trabajo para enviárselas a la agencia. Para ello, dedicaré cada día dos horas de trabajo, desde las seis hasta las ocho de la mañana, de lunes a viernes, y escribiré al menos doce páginas por semana (3.000-4000 palabras). Asimismo, el primer borrador estará listo en cuatro meses para poder realizar las correcciones necesarias.” 

Para aumentar ventas

Aumentar las ventas es el objetivo de cualquier persona o empresa que comercialice productos o servicios. Para conseguir este objetivo es necesario establecer un objetivo mucho más concreto: 

“Aumentar la facturación de mi ecommerce en un 20% durante el año 2022, optimizando la inversión en publicidad y la calidad de los contenidos para aumentar en un 50% el tráfico orgánico”.

De desarrollo profesional

Los objetivos SMART para el desarrollo profesional son metas que pueden dar un impulso importante a nuestra carrera. Estas no tienen por qué referirse solo a la ampliación de conocimientos o al desarrollo de nuevas habilidades, sino que también puede hacer referencia, por ejemplo, a ampliar la red de contactos. Un ejemplo sería:

“Ampliaré en un 10% mi red de contactos profesional durante el año 2022. Para ello, asistiré al menos a dos reuniones por mes (presenciales u online), así como a eventos de networking o profesionales, conferencias, etc., con el fin de conseguir contactos clave dentro de mi industria.” 

De desarrollo personal 

Son muchos los objetivos de desarrollo personal que podemos plantear, incluidos llevar una vida más saludable, aprender cosas nuevas o mejorar nuestras habilidades sociales. Pero, para conseguir algo y saber qué hemos logrado en realidad, hay que definirlo previamente. Un ejemplo de objetivo SMART de desarrollo personal podría ser:

“Leeré todos los días laborables, de seis a siete de la mañana, hasta acabar al menos doce libros de desarrollo personal y autoayuda durante el año 2022. Esto implica un total de un libro al mes para mejorar mi autoconocimiento y aprender a vivir con plenitud.” 

objetivos smart

Beneficios de aplicar los objetivos SMART

Aplicar los objetivos SMART en proyectos y negocios ayuda a avanzar con más seguridad y con mayor control sobre el proceso. Teniendo esto en cuenta, algunos de los beneficios de aplicar la metodología SMART a la hora de establecer los objetivos son:

  • Reducción de los riesgos innecesarios empresariales: con estos objetivos se obtiene una mejor planificación, ya que se establece un orden en el negocio en relación con los procesos, sistemas, etc.
  • Optimización de la comunicación: al contar con una visión amplia del negocio, resulta más fácil saber con precisión lo que se pretende con cada proyecto y, al mismo tiempo, se puede comunicar de manera concreta y directa.
  • Mejora de la gestión del tiempo: al establecer unos objetivos claros, es más sencillo fijar una metodología en la que se reparten las tareas en un tiempo específico.
  • Contribuye a establecer procesos de mejora: la visión global que ofrecen los objetivos SMART permite ver cómo avanza el proyecto, cuáles son los progresos y si se están logrando los objetivos fijados.  

Mejora tus esfuerzos con los objetivos SMART

Como puedes ver, definir los objetivos SMART te ayudará a enfocar tus esfuerzos en tus metas de una manera inteligente. Por esta razón, se trata de una herramienta que contribuye a una mayor productividad y eficiencia y reduce el estrés laboral, al distribuir mejor los recursos y el tiempo.

Asimismo, esta metodología es aplicable a varios aspectos de la vida, desde el ámbito profesional hasta el profesional, ya que, por ejemplo, contribuyen a que mejores algunas habilidades blandas, como la gestión de equipos o la capacidad de comunicación. Y es que este tipo de capacidades cada vez adquieren más relevancia y, en muchos casos, otorga el rasgo que diferencia el profesional que está preparado para asumir nuevos y constantes retos del que no.

Por esta razón, con este fin de ayudar al progreso de las personas, superar los desafíos que presenta la cuarta revolución industrial y crecer de manera inclusiva y sostenible, Banco Santander apuesta por tres conceptos clave para impulsar la empleabilidad: el aprendizaje continuo, el reciclaje profesional y la capacitación adicional. Para ello, cuenta con el portal de Becas Santander, un programa global, único y pionero.

Si buscas seguir creciendo tanto personal como profesionalmente consulta el portal de Becas Santander  en el que encontrarás cientos de oportunidades para formarte de la mano de instituciones de prestigio internacional. Podrás acceder a capacitaciones en tecnología, idiomas, estudios, investigación, soft skills, prácticas y liderazgo femenino, que te ayudarán a mejorar tu empleabilidad o reorientar tu carrera profesional.

 

¿Quieres convertirte en un lifelong learner y seguir aprendiendo para aumentar tus oportunidades laborales? El portal de Becas Santander te ofrece un montón de opciones para que puedas alcanzar tus objetivos. Consulta la plataforma y recuerda, puedes inscribirte en tantos programas como quieras. ¡Aprovecha la oportunidad!