¿Qué es la escucha activa? Ejemplos para practicarla

12/08/2022 | Santander Universidades

¿Sabes en qué radica la diferencia entre oír y escuchar? Solo en los casos en los que el oyente mantiene la atención en el mensaje y puede elaborar juicios reflexivos, hablamos de escucha activa. Y aunque parezca natural, en realidad, es una habilidad que se trabaja y que puede resultar una herramienta muy útil en el ámbito laboral. 

Por ejemplo, según Hubspottrabajar la escucha activa con el cliente optimiza la relación entre este mismo y la empresa. De esta manera, conocer sus necesidades y comprometerse con los mensajes recibidos ayuda a fidelizar e incrementar las ganancias.

¿Quieres saber qué es la escucha activa, cuáles son sus beneficios y algunos ejemplos para aprender a ponerla en práctica? Te lo contamos a continuación.

Qué es la escucha activa

La escucha activa es, en primer lugar, una actitud y una técnica. Utilizarla implica mostrar a nuestro interlocutor que existe la disposición de comprender lo que enuncia. Se trata de una manera de comunicarse en la que se analiza de forma consciente las palabras, a la vez que se valoran otros aspectos complementarios, como los gestos y la postura. 

Entonces, teniendo esto en cuenta, técnicamente, ¿qué es la escucha activa? Es una estrategia de comunicación que permite procesar de forma consciente una conversación que se compone de tres pasos:

  • Aceptación: es el momento en el que se recibe el mensaje, se perciben los gestos corporales y se procesa la información, evitando elaborar juicios.
  • Clasificación e interpretación: este paso implica separar el contenido de la información emocional para poder analizarla.
  • Retroalimentación: en esta instancia, demostramos al emisor del mensaje que estamos prestando atención. Por esta razón, en ocasiones, se parafrasea una oración o se enuncian palabras afirmativas como “entiendo”, “claro”, “sí”.

Asimismo, la escucha activa es una habilidad que se puede desarrollar y que está estrechamente ligada con la empatía, ya que se trata de un proceso que comienza con la disposición y que contribuye a trabajar la inteligencia emocional.

que-es-la-escucha-activa

Beneficios de practicar la escucha activa

La escucha activa es una habilidad que conviene desarrollar no solo en el plano personal, sino también en el ámbito profesional. Y es que prestar atención en lo que comunican los clientes o los compañeros de trabajo tiene múltiples ventajas. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Mejora los vínculos laborales, ya que, al mantener una comunicación fluida y comprensiva, se alimenta la confianza.
  • Proporciona una interpretación más correcta al poner atención en la comunicación y el contenido del mensaje y posibilita separar los aspectos emocionales que intervienen en cualquier conversación.
  • Te enseña a mirar el conjunto y valorar otros aspectos que también forman parte del mensaje y que ofrecen información adicional como, por ejemplo, el lenguaje corporal.
  • La escucha activa mejora la inteligencia emocional, la asertividad y contribuye al desarrollo personal.
que-es-la-escucha-activa

Escucha activa: ejemplos para trabajarla y progresar en tu carrera 

Ahora que ya se ha definido qué es la escucha activa, los ejemplos te ayudarán a ver mejor cómo puedes comenzar a aplicarla. 

En este sentido, pongamos que te encuentras en una reunión en la que un compañero te hace una propuesta y comparte información relevante sobre una tarea que llevaréis a cabo juntos. En este caso, si quieres mantener una escucha activa, procura mostrar un comportamiento no verbal positivo. Es decir, tu expresión, postura y gestos deberían expresar que estás prestando atención a lo que te dice. Asimismo, haz intervenciones precisas, pero no invasivas, esto es, no intentes imponer una nueva idea, sino que escucha todo lo que tiene que decir y haz preguntas concretas y efectivas que guíen la conversación.

Por otro lado, si mantienes una conversación con un cliente, procura mantener la misma actitud de escucha, aprovecha la oportunidad para entender sus necesidades y piensa en cómo tú o la empresa podrían satisfacerlas. Desde luego, demostrar una actitud asertiva mejora las relaciones con los clientes porque proyecta interés y cercanía y genera confianza.

A la hora de hablar sobre la escucha activa, estos ejemplos pueden aclarar un poco el camino, pero lo cierto es que es una estrategia que se desarrolla con la práctica. De este modo, si es una habilidad que no sueles ejercitar, es posible que esta tarea te cueste un poco al principio. Sin embargo, la escucha activa es una de las habilidades más importantes para avanzar en el desarrollo profesional. Gracias a ella, podrás manejar mejor las negociaciones y trabajar la empatía para mejorar tus relaciones laborales.

¿Quieres desarrollar y aprender más sobre esta aptitud? En Learning Room, la nueva plataforma de contenidos de Becas Santander, podrás acceder al curso Escucha activa, empatía y asertividad, con el que podrás adquirir estas habilidades para formarte en procesos de negociación y otros ámbitos de tu profesión. 

Además, en Learning Room, podrás disfrutar de más de 10.000 contenidos a la carta en múltiples formatos, como eBooks, podcast, audiolibros, cursos o vídeos para impulsar tus conocimientos en áreas como liderazgo, empresa, gestión, desarrollo personal, habilidades blandas, sostenibilidad y mucho más. ¡Y sin ningún coste para ti!

Regístrate de forma gratuita en Learning Room y sigue aprendiendo donde, como y cuando quieras. 

Más posts interesantes que leer...